Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

La sociedad nueva


  • Escrito por August Bebel
  • Publicado en Déjà Vu

“La organización de una sociedad nueva es imposible sin hombres que la quieran y que sean capaces de asegurar su existencia y desenvolvimiento. Las circunstancias más favorables que cada organización social nueva opone á la antigua, se traducen también sobre todos los hombres, en particular, y los mejoran de manera permanente.

Vivimos en plena revolución social, pero la mayor parte de los hombres no toman parte en ella.

La sociedad no puede existir sin trabajo. Tiene, pues, también, el derecho de exigir que quien se proponga calmar sus necesidades coopere en la medida de sus fuerzas corporales é intelectuales á calmar las necesidades de todos.

La moralidad y la moral existen también fuera de la religión; solamente los necios y los hipócritas pueden pretender lo contrario.

El trabajo organizado y basado sobre la igualdad democrática, en la que todos son para uno y uno para todos, y en la cual reina la solidaridad completa, engendrará una emulación y unos poderes de producción que no se encuentran en ningún sistema económico actual.

Debe repetirte incesantemente que la sociedad nueva no querrá ser proletaria; querrá ser un pueblo civilizado hasta el más alto grado para todos sus miembros indistintamente, desde el primero al último. El grado moral más elevado será aquel en que los hombres se consideren libres é iguales y en el cual domine, en todas las relaciones entre los hombres, la máxima: “No hagas á otros lo que no quieras que te hagan a ti”

(Vida Socialista, 8 de mayo de 1910).