Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Los círculos de costura, lesbianas en el Hollywood dorado


Alla Nazimova en la piscina de su casa en Hollywood. / Foto de Ullstein Bild. Alla Nazimova en la piscina de su casa en Hollywood. / Foto de Ullstein Bild.

En los años 20 se acuñó el término "círculos de costura" (The Sewing Circle)    para señalar  un grupo de mujeres que celebraba fiestas privadas exclusivas para lesbianas, bisexuales o mujeres que, simplemente, querían experimentar nuevas sensaciones.  Eran mujeres libres que querían vivir su sexualidad libremente.

La prensa sensacionalista lo publicó como un encuentro para montar orgías. Aunque seguramente se trataba de un lugar de encuentros libres, lejos de miradas indiscretas y sobretodo lejos de los códigos de conducta de la industria del cine, a partir del restrictivo Código Hays. Su creación se atribuye a Alla Nazimova, una actriz del cine mudo conocida por su bisexualidad.

Las fiestas se celebraban en casas de conocidas actrices, como "El Jardín de Alá" de Alla Nazinova, protagonista del film mudo Salomé, o el de Dolores del Rio, considerada la "Rodolfo Valentino" en versión femenina.

Entre las actrices que acudían a estas fiestas se señaló a Ava Gardner, Barbara Stanwick o Tallulah Bankhead, También se cita un espectacular encuentro entre Tallulah y la Joan Crawford o de los agrios encuentros entre Greta Garbo y Marlene Dietrich, por disputas para conseguir las mismas amantes.

De todas ellas de la única que se conocen públicamente sus amoríos lésbicos es Tallulah Bankhead, intérprete de "Náufragos" de Alfred Hitchcock. Su obsesión por perseguir señoras vestidas de sirvientas la hizo célebre en Hollywood. Alberto Mira (1) señala que "disfrutaba con el escándalo y se negaba a seguir reglas que no fueran las suyas propias" A Tallulah le encantaba formar parte de los escandalosos artículos de prensa de su tiempo, decía que sus mejores amantes eran los homosexuales, llegando a decir que por su lecho habían pasado incluso Marlon Brando o James Dean. Se cuenta que antes de morir sus últimas palabras fueron "cocaína y bourbon". (1)

El código Hays y la Liga de la Decencia (1933) obligaba a las estrellas del cine a ocultar su homosexualidad. Actores y actrices homosexuales fueron obligados a aparentar todo lo contrario, cuando surgía algún escándalo se organizaba una boda de interés para ocultarlo. Por todo ello, todo lo que se cuenta forma parte de la especulación, pues jamás ninguna de estas actrices confirmó sus relaciones lésbicas, salvo el caso de Tallulah. 

Las relaciones entre ellas eran apariciones especiales y aisladas, a las que daban a menudo un barniz de amistad platónica si era necesario. Pocas de las mujeres pertenecientes al «ambiente lésbico» eran invitadas a las fiestas de la industria del cine, por ello se realizaban en casas privadas. Vanity Fair calificó a Garbo y Dietrich como «Dos miembros del mismo club». Otras revistas llamaron a Garbo y Dietrich como «caballeros de los corazones». Fueron excepciones, puesto que los jefes de publicidad de los estudios crearon con declaraciones estudiadas a los medios de comunicación la imagen de sus protegidas.

En el año 2000 aparece el libro "The Girls"(2) en el que Diana McLellan. atribuye quien se acostó con quien en los años dorados del Hollywood de los años 50. A través de las disputas entre la Garbo y la Dietrich van apareciendo mujeres como la guionista Mercedes Acosta, amante de ambas, A la Crawford la relaciona con la Stanwick o con la misma Marilin Monroe o incluso con Bette Davis que llegó a decir de ella que ""Se ha acostado con todas las estrellas de la Metro, excepto la perra Lassie" (3)

Como he señalado, estas relaciones forman parte del mundo imaginario y especulativo provocado por la férrea censura que imponían los estudios cinematográficos. Posiblemente la realidad no era muy distinta.

(1) Alberto Mira, Para Entendernos, Ediciones de la tempestad.

(2)  Closet Hollywood, NYT  7 de enero 2001, critica del Libro The Girls de Diana McLellan.: https://archive.nytimes.com/www.nytimes.com/books/01/01/07/reviews/010107.07freemat.html?_r=1

(3)  Bette Davis y Joan Crawford: una historia de odio y rivalidad.   http://extracine.com/2011/09/bette-davis-y-joan-crawford-una-historia-de-odio-y-rivalidad