Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Dos espíritus, una realidad actual UNA REALIDAD ACTUAL


En las Grandes Llanuras de Norteamérica existían cerca de 130 tribus indígenas diferentes, en la mayoría de ellas existían los llamados "dos espíritus", hombres que vestían como mujer y que se dejaban cortejar por los guerreros cazadores.

Aunque hoy hay quien les define como personas trans, ellos/as se consideraban poseedores de dos espíritus. En estas tribus las personas no se calificaban según su orientación sexual, ni su género, sino sobre la actividad que realizaban. Los guerreros cazadores vivían en fraternidad de armas tras un duro ritual de iniciación. Los "dos espíritus" eran generalmente los chamanes, especialistas en rituales sacros, podían ser médicos, sacerdotes o simplemente cuidaban de los hijos de los guerreros/as. Tener un berdache (two spirit) en la familia era un buen augurio, las familias se consideraban privilegiadas por ello.

Conocemos la historia de muchas mohaves que formaban familias con mujeres de las tribus a las que pertenecían, incluso que rivalizaban con otros guerreros, que las consideraban rivales, para lograr sus conquistas sexuales. Un ejemplo fue Sahaykwisa, una mohave que no quiso utilizar vestimenta masculina, vestía ropa femenina pero seducía a otras mujeres de la tribu. Por ello fue acosada sexualmente por las otras mujeres y sufrió los celos de los hombres que la consideraban una rival, los mismos guerreros que salían a cazar con ella.

El caso de Yellow Head (cabeza Amarilla) es distinto, pues era un guerrero cheyenne y no un chamán. Lo consideraban un “two spirit”, pues creían que tenía cualidades tanto masculinas como femeninas. Conocemos su historia gracias al sociólogo John Tanner, de quien al parecer se enamoró y propuso entablar una relación. Tras el rechazo se unió al jefe Wnej-dotaagen, era el tercer matrimonio de éste. Un matrimonio ventajoso para el jefe cheyenne, pues no tendrían más hijos y si una pareja que cuidaría de los suyos.

La historia de Cabeza Amarilla ha permitido a los sociólogos conocer mejor la realidad de los "doble espíritu", una realidad presente en casi todas las culturas nativas americanas. Existen relatos de personas que albergan simultáneamente diferentes espíritus de género dentro de un cuerpo documentado. Este fenómeno era plenamente aceptado y se vivía con absoluta normalidad en la vida de estas tribus.

Ésta no es una realidad del pasado, hoy aún están presentes dentro de los grupos indígenas de todo el continente americano, de Canadá a Chile. El documental Two Spirit (1) nos presenta esta realidad para reclamar el lugar de honor que se les ha denegado desde hace mucho tiempo a través del testimonio de Joey Criddle El film explora la realidad que viven hoy las personas "dos espíritus", dentro de la cultura del pueblo navajo. Según su tradición existen cuatro géneros; algunas culturas indígenas reconocen más. Activistas nativos que trabajan para renovar su patrimonio cultural han adoptado el término inglés "dos espíritus" como una abreviatura útil para describir todo el espectro de género. La película muestra cómo se están revitalizando estas tradiciones espirituales y una vez más reclaman su legítimo lugar dentro de sus comunidades tribales.

Nos cuenta también la historia de Fred Martínez, "una persona de sexo masculino en el cuerpo y la naturaleza femenina, un regalo especial de acuerdo a su antigua cultura Navajo". Fue una de las más jóvenes víctimas de crímenes de odio en la historia moderna, cuando fue asesinado brutalmente a los 16 años. Two Spirits explora la vida y muerte de "este chico que también era una niña", y su “naturaleza esencialmente espiritual”.

(1) Documental Two Spirit, dirigido por  Ruth Fertig, Frameline Films, 2007. Todos los textos entrecomillados son del film.