Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El PSC augura un nuevo Govern escorado a la derecha y condenado al "fracaso"


La viceprimera secretaria del PSC, Eva Granados, ha augurado que el acuerdo entre ERC y JxCat dará paso a un nuevo Govern "escorado a la derecha", dado que los de Carles Puigdemont pilotarán Salud y Derechos Sociales, y abocado al "fracaso" porque repite la misma fórmula de la pasada legislatura.

"Estamos ante un acuerdo marcado por el descrédito de meses de insultos y de descalificaciones entre ellos", ha advertido la dirigente socialista en rueda de prensa.

Granados ha intervenido mientras aún estaba en marcha la comparecencia conjunta del candidato de ERC, Pere Aragonès, y el secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, para explicar los detalles del principio de acuerdo alcanzado entre las dos formaciones para investir al candidato republicano como presidente de la Generalitat.

La vicepresidenta segunda del Parlament ha manifestado su "respeto" ante el pacto sellado por los dos actuales socios de Govern para reeditar su alianza, con el apoyo externo de la CUP, ya que los resultados electorales del 14F les habilitan para ello.

No obstante, ha criticado a ERC por haber desistido de formar gobierno en solitario o de explorar otras opciones para repetir una coalición con Junts, "una fórmula fracasada".

"Hay falta de rumbo y de proyecto común. Lo que hemos visto, una vez más, es que ERC se traga su penultimátum; ERC sale debilitada y, con este debilitamiento de Esquerra, también se debilita la figura de Pere Aragonès y de quien será el próximo president de la Generalitat", ha lamentado.

Para la dirigente del PSC, lo que plantean los dos socios independentistas es "un Govern del pasado que no puede gestionar el futuro" y que solo responde a la voluntad de retener el poder.

"Es un acuerdo para la supervivencia de 500 cargos", ha recalcado.

Además de criticar que en el reparto de consellerias ámbitos sensibles como la economía, la sanidad y los asuntos sociales queden en manos de la "derecha nacionalista" de Junts, Granados también ha reprochado a ERC que plantee un Govern focalizado en la estrategia independentista en vez de centrarse en la salida de la crisis de la covid-19.

"Están fijando su Govern con un tema divisivo y además quieren confrontación, lejos de lo que necesita el país, que es un Govern fuerte y estable que vele por los intereses de todos los catalanes", ha continuado.

Con todo, Granados ha insistido en que el PSC mantendrá la mano tendida al futuro ejecutivo catalán para sacar adelante medidas dirigidas a combatir la crisis sanitaria, económica y social derivada de la pandemia y ha prometido una oposición "contundente, pero constructiva".

En los próximos días, y una vez consumada la investidura, ha precisado, los socialistas detallarán su estrategia de oposición, que previsiblemente pasará por la designación de un Govern alternativo, lo que popularmente se conoce como un "gobierno en la sombra".