LA ZURDA

Sandra López Cantero

Rambla. Víctimas y verdugos

El dolor que hemos sentido ha sido inmenso. Han atropellado a nuestro corazón y han lanzado un trueno a nuestras entrañas que ha hecho que durante días hayamos vivido mezclas de sentimientos imposibles de describir.

¿Otra vez el Burkini?

Hace justo un año publiqué un artículo sobre el uso del Burkini y la doble moral, esa moral que te hace opinar a base de contradicciones entre quienes están a favor o en contra. Era curioso observar a cargos del Partido Popular posicionarse a favor de la libertad de usar esa ropa de baño homologada, que todo hay que decirlo, sobre todo para quienes ignoran que sí existe una norma que especifica qué se puede usar o no, y luego estar en contra de la libertad de una mujer para decidir sobre su maternidad. O haber leído actitudes negativas e insultos hacia quienes rechazaban esta prenda, asegurando que todas lo hacen por libertad, pero luego se echaban las manos a la cabeza cuando una servidora denunció el discurso retransmitido por Benaissa en una televisión pública, que obligaba a las mujeres a no usar tacones ni airarse con perfume, pues entonces serían unas fornicadoras, vamos, lo que comúnmente se llama "una puta".

Intolerable manto franquista en procesión

Como socialista y defensora de la Ley de Memoria Histórica que impulsó Jose Luis Rodríguez Zapatero siento vergüenza que aún nadie con representación institucional de mi partido haya hecho algo para impedir que un símbolo inconstitucional se pasee por las calles de nuestra ciudad.