HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Para un acuerdo común y de progreso


(Tiempo de lectura: 4 - 7 minutos)

Es fuego de puro amor


Es palomo palomar


Olivo de olivar


Es el canto universal


Cadena que hará triunfar


El derecho de vivir en paz

 

Es el canto universal


Cadena que hará triunfar


El derecho de vivir en paz

Víctor Jara,

Un 11 de septiembre, 50 años después

La estrategia es un plan de acción general para lograr uno o más objetivos a largo plazo o una serie de metas generales, que implica el empleo de tácticas, en condiciones de incertidumbre, y donde establecerse prioridades y proceder mediante negociación, acciones y la consecuente toma de decisiones, para aumentar las posibilidades de éxito.

La negociación es un factor trascendental, para evitar la conflagración o el conflicto, ya que la estrategia proviene de lo militar, sin embrago, si el objetivo es alcanzar la mejor solución posible, que asegure el avance hacia la paz, la convivencia, la tolerancia, el respeto, la igualdad y la fraternidad entre pueblos, no cabe duda que la herramienta preferente de la estrategia a emplear en un momento de conflicto abierto, pero no enmarcado en un casus belli, es sin duda el empleo de tácticas conducentes al enfriamiento, al empleo de la comunicación o la contra comunicación, para conseguir la adhesión de la mayoría, basándose en la razón y por supuesto abriendo el dialogo y la negociación.

Frente a la situación generada en Cataluña desde el 2012 y que tuvo su máxima expresión en el 2017, con el despliegue de una campaña de comunicación, en su mayor parte basada en la emocionalidad de gran parte de la ciudadanía y buscando una argumentación forzada para fomentar la idea de que era el momento del nacimiento de un nuevo estado en Europa; en esa Europa conformada por cientos de culturas, nacionalidades y pueblos, que configurados en estados a lo largo de una historia de sangre, de lucha de intereses que se jugaban en el medievalismo y con buena ayuda de los intereses de los terratenientes, el capital y el clero; esa Europa que tanto a costado conseguir a través de siglos y que hoy en un mundo globalizado, en la era del cambio de paradigmas, significados por las nuevas tecnologías, la situación de un proceso de independencia de una parte, podría abrir una serie de conflictos en cadena, como ya sucedió en los Balcanes o las consecuencias derivadas desde la caída de la URSS. ¿podríamos imaginar el tamaño de una crisis donde decenas de nacionalidades europeas de Francia, Alemania, Italia, Bélgica y en fin del resto de los estados, solicitasen la independencia?, la crisis seria de tal dimensión que pondría en riesgo la economía, cuándo no la paz mundial. Sin duda existen estados interesados en la desestabilización de la actual Europa, como la Federación Rusa, tal vez Turquía, una parte del mundo árabe y hasta Israel, se podría beneficiar y esa aglutinación de pequeños estados, ¿podría competir con los grandes centros del poder mundial, como EE.UU o China?

El proceso para conseguir la autodeterminación del pueblo de Cataluña prosiguió con fuerza hasta las últimas consecuencias, y por consiguiente era necesario desplegar una estrategia y una negociación, que condujese a establecer la armonía de la ciudadanía afectada, de establecer la concordia, de reestablecer la paz social en un pueblo, que guste o no, se compone con una inmensa mayoría ciudadana caracterizada por el mestizaje.

La estrategia desplegada, consistía en poner de manifiesto, la realidad socio política a nivel europeo, el escenario geo político a nivel global y especialmente conseguir que la ciudadanía visualizase las diferencia de ideas, las de izquierda y las de derecha y abierta esta brecha se consiguió el primer éxito, las fuerzas independentistas se partieron en dos, la fuerza principal impulsada por la derecha mercantilista y con algunos interés espurios, siguió adelante haciendo oídos sordos a la realidad, ni siquiera hicieron frente a las repercusiones que podría tener la ciudadanía de su país implicada en el proceso y se autoexiliaron con el miedo como fondo, abandonaron el campo de batalla; los otros en cambio se enfrentaron y asumieron las consecuencia y lucharon codo a codo, con las palabras y la negociación.

El gobierno de progreso, desplego una estrategia que consiguió, la concordia, la tolerancia y un nuevo camino para las ideas, un nuevo camino para los sueños y los ideales. Los objetivos fueron exitosos; evidentemente tuvo un alto coste para las fuerzas independentistas, sin embargo, la estrategia de negociación ha conseguido una sociedad más cohesionada y el conflictivo se ha visto neutralizado.

En este momento, un bloqueo de Junts, la derecha independentista solo arrastraría a la ciudadanía a un perjuicio social, económico y convivencial, poniendo en riesgo la sana convivencia y la gestión social y competitiva que se ha conseguido y se ha asentado en todo el territorio.

El extremismo de la firmeza intransigente no es otra cosa que un signo de inmadurez política, en cambio la transacción constituiría un camino hacia una sociedad más fraternal y culturalmente más unida.

Es el momento de avanzar hacia una nueva negociación, para conseguir un encaje más ventajoso en materia fiscal y de progreso, un avance hacia un encuentro más federal y asimétrico de los distintos pueblos de España y de Europa, un encuentro para la convivencia sin prevalencia de partes.

En el entendimiento de que la ciudadanía busca incansablemente un mayor bienestar, una mejor convivencia, una harmonía cívica, un estado de progreso económico, un espacio donde vivir mejor y que nos permita disfrutar de la naturaleza y las relaciones humanas, un espacio común donde no prevalezcan los unos sobre los otros y todo eso se puede conseguir ampliando la estrategia con el objetivo de acercar posiciones, hasta que algún día, todos puedan disfrutar del derecho a vivir en paz, sin discriminación de ningún tipo, sin menosprecio al derecho a la convivencia y el respeto a la discrepancia.

El Instituto Elcano, manifiesta que “El gobierno tendrá que combinar el ejercicio neutral de su papel en el Consejo (y el objetivo de alcanzar consensos en un momento en que la unidad de los 27 es clave) con el deseo de imprimir cierto sello que atienda a las prioridades nacionales.”

Y así mismo expresa “También destacan los problemas para renovar el Poder Judicial, que afectan a la autoridad de España en temas de Estado de derecho, la capacidad para absorber de manera eficaz los abundantes fondos de recuperación Next Generation EU que le corresponden” “Destaca el deseo de llegar a un acuerdo sobre la reforma de las reglas fiscales en la Unión antes de que acabe 2023, ya que en 2024 se desactivaría la cláusula general de escape. Asimismo, de acuerdo con el Reglamento del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, diciembre del 2023 es la fecha límite en la que los fondos Next Generation EU estarán disponibles para los Estados miembros” todo esto está en juego, ¿sería responsable ponerles palos a las ruedas?

“Estrategia Europea de Seguridad Económica” es una estructura en torno a las denominadas tres “Ps” de la seguridad económica, que son la promoción de la competitividad, la protección frente a determinados riesgos y el partenariado económico con aliados, este tipo de iniciativas no puede ser frenado por la intencionalidad de dividir a la ciudadanía de una parte de su territorio, por la sola aspiración ideológica basada en un concepto afectivo cultural, basado en prerrogativas que non propias de un futuro en común.-

En la actualidad, lo verdaderamente necesario es una política fiscal común para todos los ciudadanos de la UE, incluida Cataluña; de una política que pueda respetar la autonomía cultural, y sobre todo preservar la igualdad y la libertad de todos sus ciudadanos, más allá de su condición, de raza, género, normas, usos y costumbres en las que hayan crecido o desarrollado. Entiendo que Junts per-Cataluña, es respetuosa de estos principios democráticos y por consiguiente debería ser sensible a un posible acuerdo de progreso. -

 

Doctor en Psicología Social, Profesor Retirado de la Universidad de Barcelona. Docente de distintas universidades de España y América Latina.

Conferenciante, Asesor para la vinculación académica Internacional. - Ha sido Experto Internacional de la O.E.A, y Catedrático de la Escuela de Especialización de la O.E.A. (Panamá) y director de Proyectos del Fondo Social Europeo. UE.