Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO
Image is not available
Slider

UGT exige un permiso retribuido temporal para dotar de eficacia al 'Plan MeCuida'

  • Escrito por UGT
  • Publicado en SINDICATOS

El Plan MeCuida incluye una serie de medidas de conciliación aprobadas al inicio de la declaración del Estado de Alarma, para evitar la transmisión comunitaria de la COVID-19 en las circunstancias extraordinarias como son el cierre de colegios o centros de mayores. Este plan recoge derechos para las personas trabajadoras para ejercer los deberes de cuidado como la adaptación de jornada y la reducción de jornada especial hasta el 100% de la jornada con reducción de salario.

Las mujeres, las familias vulnerables y las monoparentales, las más afectadas

Para UGT, el Plan MeCuida ha sido insuficiente. Si bien estas medidas han permitido ausentarse del trabajo a las personas trabajadoras para encargarse del cuidado de menores, personas con discapacidad y de familiares hasta el segundo grado, que por razones de edad, accidente o enfermedad requieren un cuidado personal y directo, este mecanismo ha acarreado perjuicios importantes para las personas trabajadoras que lo han disfrutado, de forma mayoritaria han sido las mujeres trabajadoras quienes solicitaron la reducción especial de jornada, durante casi 6 meses con la pérdida de sus salarios.

Por otra parte, tampoco ha sido una opción factible, para aquellas familias vulnerables y especialmente para las familias monoparentales, que, en su mayoría, el 82%, están encabezadas por mujeres, no pudiendo permitirse la falta de ingresos.

Las otras opciones establecidas en el PLAN MECUIDA, como el derecho de adaptación del horario incluyendo la opción del trabajo a distancia no son viables ni compatibles con las necesidades de atención y cuidado directo de menores, personas con discapacidad y personas mayores dependientes.

En la mayor parte de los sectores y ocupaciones feminizadas como son las trabajadoras de los servicios de salud, cuidado de personas, el comercio, limpieza, etc. son puestos de trabajo ocupados mayoritariamente por mujeres, y el desempeño del mismo es de forma presencial.

Por ello, La Unión General de Trabajadores sigue reclamando un permiso retribuido para los trabajadores y trabajadoras que de forma temporal y excepcional permita la ausencia del trabajo remunerada al 100% ante la necesidad de atender al cuidado de personas a su cargo, en la posible situación de cierre de los diversos establecimientos como centros escolares, o centros de día, o en el supuesto de suspensión de la actividad lectiva de forma presencial.

Para ello UGT propone un fondo de compensación para cubrir el coste de los permisos retribuidos y que el sindicato propuso al inicio de la pandemia para aquellos trabajadores y trabajadoras que deban cuidar de menores o mayores dependientes en cuarentena por la Covid-19 o en el marco de un confinamiento con cierre de colegios y centros de día.

Además, queremos denunciar que el próximo martes día 22 termina la duración del PLAN MECUIDA y ante el anuncio por parte de la Ministra de Trabajo de una nueva prórroga, consideramos que no es suficiente con esto sino que sería conveniente una reformulación del mismo, es decir la aprobación de nuevas medidas que garanticen los derechos de conciliación para las personas trabajadoras ante los posibles escenarios de cierres de colegio o de un centro de mayores o la suspensión de actividad lectiva de forma presencial que permita cumplir con sus deberes de cuidado pero sin la merma o pérdida de salarios.

El sindicato aboga por mantener en el tiempo, más allá de la COVID-19, medidas que faciliten la conciliación que se están aplicando en algunas empresas como la flexibilización de la jornada y el teletrabajo e impulsar otras nuevas, ya que es absolutamente imprescindible aumentar la inversión en cuidados, reforzar e incrementar los servicios públicos para la atención de cuidados y la protección social en relación a dichos cuidados.

Entre otras cosas, es preciso aumentar la oferta de servicios de escuelas infantiles de 0 a 3 años y de cuidados de larga duración accesibles y asequibles, fundamentales para que los progenitores puedan acceder y permanecer en el mercado de trabajo; dotar de más inversión pública y retomar el sentido inicial de la Ley de Atención a la Dependencia y dignificar las condiciones de empleo y protección social que realizan las personas empleadas bajo la relación laboral especial de ayuda a domicilio.

Media