Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE ⮕
Image is not available
Slider

Cualidades de un buen socialista en 1907


En varias ocasiones nos hemos acercado al estudio de los preceptos que se daban desde El Socialista, con participación del propio Pablo Iglesias, para formar una adecuada Agrupación Socialista, o las cualidades para ser un buen orador, entre otras cuestiones de la misma índole. El periódico obrero tuvo, especialmente en los primeros decenios de su existencia, un marcado carácter pedagógico que, en realidad, siempre conservó. Esa fue una de las razones de la especial preocupación que manifestaron los distintos Congresos del PSOE por el periódico, formador de socialistas y vehículo propagador de las ideas socialistas, además de su función informativa.

Era común insertar consignas más o menos breves, o artículos más largos sobre cómo debía ser un buen socialista. Al respecto, en 1907 contamos con un breve sobre las cualidades que debía posee, siempre sujeto a una clara disciplina en su lucha por la emancipación de los trabajadores.

Y estas eran:

“Ser intransigentes con todo lo que se opongan a los principios y a la táctica del Partido.

Ser incansables en la propaganda de sus ideas.

Ser enérgicos en la defensa de las mismas.

Ser estudiosos.

Ser fuertes ante toda clase de contratiempos y adversidades.

Ser esclavos de las obligaciones y compromisos que se adquieran.

Ser consecuentes con lo que prediquen.

Ser activos y diligentes en cuanto se les confíe o se propongan realizar.

Ser amables con los compañeros a quienes procuren convencer.

Ser duros e inflexibles con los que traten de engañar a la clase obrera.

Ser altivos y briosos ante las persecuciones de la burguesía.

Ser perseverantes y tenace en la labor emancipadora”.

Podemos leer el texto en el número 1132 de El Socialista.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.