Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Image is not available
Slider

Nadia Calviño pide «remar en la misma dirección» para que la recuperación sea un éxito


La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha defendido este viernes la necesidad de "remar todos en la misma dirección" para que el plan de recuperación de España "sea un éxito".

Calviño, recién llegada de Luxemburgo, donde ha participado en la reunión de ministros de Economía de la eurozona, ha intervenido este viernes en la XXXVI Reunión del Cercle d'Economia, donde ha destacado la "oportunidad histórica" que suponen los fondos de recuperación Next Generation UE, que han de permitir reactivar y modernizar la economía española con una inyección de 70.000 millones de euros en transferencias.

La ministra ha recordado que el plan de recuperación presentado por España cuenta ya con el visto bueno de la Comisión Europea (CE) y confía en que el Ecofin lo apruebe definitivamente en su reunión del mes de julio, lo que permitirá la llegada, solo este año, de 19.000 millones de euros.

Estos fondos han de posibilitar a España que la recuperación económica en curso no sea "solo un rebote", sino que se trate de una recuperación sólida, y que el país aborde el proceso de modernización de su estructura económica y afronte los desequilibrios que arrastra desde hace décadas.

"Un proceso de inversión y reforma que permita a España subirse al tren de la nueva economía verde y digital y avanzar hacia un crecimiento más inclusivo y sostenible", ha señalado Calviño.

Ha reconocido que la ejecución de este plan de recuperación es un reto muy complejo para las administraciones públicas, las empresas, para la colaboración público-privada y para la sociedad, y, por ello, ha dicho: "Tenemos que colaborar, remar todos en la misma dirección, si queremos que sea un éxito".

La vicepresidenta económica se ha mostrado convencida: "Vamos a salir adelante" y "a conseguir canalizar toda la energía en esta dirección positiva, dejando atrás roces absolutamente improductivos que solamente conducen a la ruptura de la sociedad y a callejones sin salida".

"Desde el Gobierno creemos que tenemos un buen plan, los recursos para hacerlo realidad y la determinación de que, efectivamente, entre todos consigamos construir un futuro mejor para nuestro país", ha manifestado.

Para que España tenga un crecimiento fuerte y sostenido, ha apuntado Calviño, hay que seguir trabajando en cuatro ejes fundamentales: continuar con la campaña de vacunación, seguir protegiendo el tejido productivo y las rentas, ejecutar este plan de recuperación y mantener la estabilidad económica y financiera.

En este punto, ha explicado que el país deberá emitir unos 150.000 millones de euros de deuda pública para responder a los gastos derivados la pandemia, un volumen de deuda "impresionante", ha dicho, que "puede ser un lastre para generaciones futuras", que son las que van a tener que hacer frente a su devolución.

Por eso, según la ministra, es "tan importante" abordar cuanto antes cuestiones como el futuro de las pensiones, teniendo en mente que entre 2030-2040 se jubilará la generación del 'baby boom'.

"Hay que actuar ya con responsabilidad para que ese coste no caiga sobre las mismas generaciones que tendrán que devolver esa deuda pública", ha apuntado Calviño, que cree que la "buena noticia" es que las condiciones actuales de los mercados financieros son positivas, lo que permite tener cierta "tranquilidad" respecto a la sostenibilidad del nivel de deuda.

"Pero las buenas condiciones financieras no nos tienen que llevar en absoluto a la complacencia. Por eso prevemos que empiece bajar la ratio de deuda pública sobre el PIB y de déficit público sobre el PIB ya en 2021, gracias sobre todo al impacto cíclico del enorme crecimiento económico que esperamos se produzca este año", ha explicado.

De esta manera, España retomará la senda descendente que le permita retomar el proceso de consolidación fiscal en el que estaba inmersa en los últimos años y que se truncó con la llegada de la pandemia.