Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Image is not available
Slider

Los Bomberos estabilizan el 90% del incendio de Queralt y levantan el confinamiento


Los Bomberos han perimetrado el 90 % del incendio de Santa Coloma de Queralt (Tarragona), que desde el sábado ha afectado unas 1.657 hectáreas, y han levantado el confinamiento en Sant Martí de Tous, Santa Maria de Miralles y Bellprat, a la espera de estabilizarlo con la ayuda de la lluvia.

En declaraciones a los periodistas, el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, y el jefe de los Bomberos, David Borrell, han destacado que la principal preocupación ahora de los equipos de emergencias son tanto el flanco derecho e izquierdo de la cabeza del incendio, que aún no se han podido estabilizar, como los focos secundarios.

Con la llegada de la lluvia a la zona y la reincorporación de los medios aéreos, los Bomberos se plantean el objetivo de poder dar el incendio por estabilizado durante este lunes, según Borrell, que, al igual que el conseller Elena, ha pedido que se mantenga la precaución y que los ciudadanos no se acerquen a la zona del fuego.

Según los Agentes Rurales, el incendio, cuyas causas se siguen investigando, ha afectado a una superficie provisional de 1.657 hectáreas, de las que 1.272 son terreno forestal, 380 agrícola y 5 urbano, y de ellas 1.218 se encuentran dentro del Espacio de Interés Natural del Sistema Prelitoral Central.

En declaraciones a los periodistas bajo la lluvia, que los equipos de emergencias han recibido como un gran aliado contra el fuego, Elena ha destacado la labor que están llevando a cabo los trabajadores públicos, especialmente la tarea "excepcional" de los Bomberos de la Generalitat y de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

"Las cosas han ido bien, se ha trabajado intensamente esta noche", ha aplaudido Elena, que no obstante ha advertido de que los equipos de emergencia siguen con "preocupación" la evolución del fuego porque se podrían producir extensiones. No obstante, ha destacado que la lluvia que ha llegado esta mañana a la zona es una "muy buena noticia".

"El clima nos está acompañando", ha celebrado. Por su parte, Borrell ha detallado que aún queda un 10 % del perímetro del incendio por estabilizar, especialmente la zona concentrada en el flanco derecho y el izquierdo de la cabecera del fuego, aunque también les preocupan algunos focos secundarios que se iniciaron ayer al caer el pirocúmulo que se formó con el humo del fuego.

Con la llegada de la lluvia y el incendio estabilizado al 90 %, los equipos de emergencias han decidido volver a las mismas medidas de protección de ayer por la mañana, por lo que se mantiene la evacuación de 168 personas, entre vecinos de masías aisladas y de casas de colonias, pero se levanta el confinamiento de los municipios de Sant Martí de Tous y Santa Maria de Miralles, así como el de Bellprat.

Durante la pasada noche, un total de 15 personas han dormido en los tres centros habilitados por los equipos de emergencias: una un Santa Coloma de Queralt, nueve en Santa Maria de Miralles y cinco en Sant Martí de Tous, según Protección Civil.

Por otra parte, según el Servicio Catalán de Tráfico, los equipos de emergencias han reabierto la circulación en las cinco vías que permanecían cerradas debido al incendio: la C-37, entre Santa Maria de Miralles y Santa Margarida de Montbui; la B-220, en Santa Coloma de Queralt, la BV-2201, en Bellprat, la TV-2011, en Pontils, y la BV-2131, en Santa Maria de Miralles.

A primera hora de la mañana se ha relevado a los efectivos que han trabajado durante toda la noche, por lo que los Bomberos mantienen en la zona a unas 100 dotaciones y se van incorporando gradualmente los 26 medios aéreos que participan en el operativo de extinción.

Paralelamente, a lo largo de esta mañana los Bomberos también han podido dar por controlado en incendio de Ventalló, en Girona, que ha afectado a unas 35 hectáreas, mientras los Bomberos también permanecen trabajando en la zona del incendio de Torroella de Montgrí (Girona), también bajo control tras calcinar unas 91 hectáreas.

No obstante, el Centro de Coordinación Operativa de Cataluña (CECAT) ha acordado mantener en fase de emergencia 1 el plan de incendios.