Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE ⮕

Elizabeth Gurney Fry y la reforma de las prisiones


El lector avisado español conoce a Concepción Arenal y a Victoria Kent como dos destacadas mujeres que lucharon por mejorar el sistema penitenciario en nuestro país en momentos distintos. Pues bien, no fueron las únicas mujeres en el mundo con esta inquietud. En el ámbito anglosajón y previa a ambas se encuentra la figura de Elizabeth Gurney Fry (1780-1845), a la que queremos dedicar atención en El Obrero.

Nuestra protagonista fue enfermera, matrona y cuáquera, y ha pasado a la Historia por su ímpetu reformista en las cárceles. La visita que realizó en 1816 a la prisión de Newgate fue decisiva. Dicha cárcel se encontraba en la City londinense. Al parecer, en esa época Inglaterra vivía una verdadera oleada de crímenes que tenía a la sociedad inquieta. Elizabeth Fry consideró que el trato que se recibía en las prisiones británicas era muy duro, y planteó un cambio de actitud.

En primer lugar, no cabe duda que había una dimensión religiosa en el interés de Elizabeth Fry a través de la difusión de la Biblia entre los reclusos y reclusas. Ella misma la leía para las presas. Pero, también existía una dimensión más terrenal en Fry. Así es, había que crear escuelas en las cárceles para enseñar a leer, y procurar proporcionar un mejor trato a quienes sufrían condenas en una cárcel.

Fry tiene mucho que ver con un cambio en relación con los presos en su país y en el resto de Europa, ya que en otros países fueron conocidas sus ideas y realizaciones, además de que visitó cárceles de otros estados. Los presos eran también seres humanos con dignidad, capaces de autoestima y susceptibles de ser rehabilitados. En este sentido escribió un informe, titulado A Inquiry into prison discipline, y que pudo leer al Parlamento inglés y a la reina.

Pero, además, creó una escuela de enfermeras, y se dedicó a abrir asilos nocturnos para las personas sin hogar con el fin de que pudieran pasar la noche en los mismos. También puso en marcha organizaciones para atender a los pobres, bibliotecas, y siempre fue una clara defensora de la educación femenina.

Sin lugar a dudas, Elizabeth Gurney Fry merece que nos detengamos en ella, aunque sea un momento.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.