Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE ⮕

FELGTB y Fundación Triángulo declararon que las personas trans sufren desigualdad ante la ley


  • Escrito por FELGTB y Fundación Triángulo
  • Publicado en Arco Iris

Representantes de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) y Fundación Triángulo declararon que las personas trans sufren desigualdad ante la ley. Así se expresaron durante su intervención en el encuentro Voces Trans. Además, reivindicaron que “las personas trans deberíamos tener el mismo reconocimiento en nuestro ordenamiento jurídico que cualquier otra persona. También que, sea cual sea nuestra identidad de género, debemos disfrutar de los mismos derechos que el resto de la ciudadanía”. “Antes de ser trans, somos personas y detrás de nuestros derechos, están nuestras vidas”, declararon Uge Sangil, presidenta de FELGTB y Alaine Martínez, representante de Fundación Triángulo.

Así se expresaron durante su intervención en esta conferencia política organizada por FELGTB y Fundación Triángulo. En ella,  voces trans de más de una veintena de organizaciones se reunieron antes unas 300 personas para denunciar que las personas trans sufren desigualdad ante la ley. Y es que, entre otros aspectos, la legislación actual exige a las personas trans unos tratamientos y unas pruebas médicas para probar su identidad que no se le piden al resto de la población.

“Por mandato constitucional, las personas trans están protegidas”

Así, Marcos Ventura, activista del Colectivo Gamá, explicó que, por mandato constitucional, las personas trans están protegidas. “La problemática reside en la aplicación de estos principios fundamentales por parte del ordenamiento jurídico que sigue influenciado por la transfobia social y los prejuicios”, aseguró.

Así, recordó que, en 2018, una resolución del Tribunal Supremo sentó jurisprudencia al permitir que un menor trans pudiera cambiar su género registral. Lo hizo apelando al derecho fundamental del desarrollo de la personalidad y a otros derechos humanos. “Estas resoluciones asientan nuestra protección jurídica. Sin embargo, falta una ley que reconozca nuestra realidad para que nuestro día a día no dependa de resoluciones judiciales”, defendió.

Por este motivo, FELGTB y Fundación Triángulo reivindicaron la aprobación urgente de la Ley Integral Trans y de Igualdad Social y No Discriminación de las personas LGTBI. Esta ley estatal garantizará el Principio de Igualdad y no discriminación por razón de orientación sexual, identidad de género, expresión de género y características sexuales. También el derecho de autodeterminación de las personas trans.

Despatologización y derecho de autodeterminación

Durante el encuentro, se denunció que la mayor discriminación actual que sufren las personas trans es que la ley española las considera enfermas mentales. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud dejó de hacerlo en 2018. Así, se puso de manifiesto que, si la OMS está dando pasos hacia la despatologización, eso tiene que conllevar pasos hacia la autodeterminación.

Tal y como evidenció la activista Carla Antonelli, diputada del Partido Socialista (PSOE), “la lucha por el derecho de autodeterminación es la lucha por la emancipación. Esta es la misma lucha que siempre ha tenido el movimiento feminista.  Se ha luchado para que las mujeres seamos autónomas y tomemos nuestras propias decisiones sin depender de los padres o los maridos. En este caso, luchamos para que las personas trans no tengamos que depender de los médicos o de los jueces”.

En este sentido, aclaró que “despatologización” no significa “desmedicalización”. “Las personas trans vamos a seguir requiriendo de un acompañamiento de los servicios de salud y no significa que tengamos que perder el derecho a acceder a esos recursos”. Así, Lina Mulero de Trans*forma la salut & Trànsit añadió que “la salud tiene que ser integral y desde una perspectiva de acompañamiento, no de tutela médica”.

Y es que, tal y como declaró Alex Bixquert, coordinador del Grupo Trans de FELGTB, “lo que pedimos es que se deje de diagnosticar el género. Que otra persona tenga autoridad sobre ti para decidir quién eres es una violación absoluta de nuestros derechos humanos”, explica. “Además, este diagnóstico se realiza partiendo de una concepción muy rígida de los roles de género, con la que también es muy crítica el feminismo”, asegura.

Referencias internacionales que reconocen el derecho de autodeterminación

El encuentro contó con representantes de organizaciones a nivel internacional. Estos explicaron que, en algunos países en los que ya existen leyes que garantizan el derecho de autodeterminación, la legislación se sigue mejorando y se continúan haciendo reformas. Pusieron como ejemplo el caso de Dinamarca.

Según Cianán B. Russell, representante de ILGA, “esto indica que la ley es efectiva y que esos miedos que había por la despatologización son infundados. La experiencia demuestra que no eran ciertos. Por tanto, se puede seguir avanzando para combatir las discriminaciones que sufren personas trans”.

Asimismo, participaron representantes de Chile, Argentina y Colombia que explicaron cómo en sus países también ya está reconocido por ley el derecho de autodeterminación. Así, aseguraron que, aunque siempre se miraba a Europa en materia de derechos, ahora son legislaciones más avanzadas que la española.

“El hecho de tener una ley no implica el final de la lucha”

Sin embargo, los representantes internacionales insistieron en que no basta con tener una ley. También hay que seguir sensibilizando para que la sociedad conozca y entienda las realidades trans. Así, se podrán eliminar las discriminaciones y violencias motivadas por la transfobia. En el caso de Colombia, tal y como explicó Alan Moreno, de la organización Trans latinos, “muchas personas siguen huyendo pese a tener una buena legislación porque viven en un estado violento que sigue matando a las personas trans”.

Por otra parte, Marcela Romero, representante de la Federación Argentina LGBT, explicó que, en Argentina, “una vez conseguida la ley trans, no se pudo ejecutar porque se argumentaba falta de presupuesto”. Esto sucede también con muchas de las legislaciones LGTBI y trans autonómicas en España. “El hecho de tener una ley no implica el final de la lucha”, aseguró. Sin embargo, tal y como defendió Uge Sangil, presidenta de FELGTB, “sí es una herramienta que puede servir como escudo a las personas trans para luchar y empoderarse”.