HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

SEGUNDA REPÚBLICA. 1º MAYO: Madrid, 1-5-1931.- Pedro Rico, Francisco Largo Caballero, Miguel de Unamuno, Indalecio Prieto y Mellie Staal, (de izda a dcha), durante la manifestación del Primero de Mayo. EFE/jgb / E/Coloreada @latinapaterson

1926. Los anarquistas Francisco Ascaso (1901-1936), Buenaventura Durruti (1896-1936) y Gregorio Jover (1891-1964) integrantes de "Los Solidarios". E/Coloreada https://twitter.com/latinapaterson/status/1313515912671252481/photo/1

19/12/1933. Los diputados socialistas Francisco Largo Caballero y Margarita Nelken posando sentados en sus escaños del Congreso. Foto Luis Ramón Marín / Fundación Pablo Iglesias. E/Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1311207535429513217

Pablo Iglesias Posse, político y fundador del PSOE en el despacho de su casa (foto sin fecha) / EFE / E. Coloreada @latinapaterson

1932, visita de Niceto Alcalá Zamora, Presidente de la República Española, a la Fábrica de Tabacos de San Sebastián. Foto posando junto a las empleadas de Tabacalera, del fotógrafo Martín Ricardo / Kutxateca. E/Coloreada. https://pbs.twimg.com/media/Ef5yI4eXYAE8MRH?format=jpg&name=4096x4096

06/01/1937, mujeres de un taller de costura de la C.N.T. en Gijón. Foto Constantino Suárez. Archico Muséu del Pueblu d’Asturies. Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1205762029782523904/photo/1

previous arrow
next arrow
Slider

Textos Obreros

Todos los contenidos de nuestro sitio son propiedad de sus respectivos creadores intelectuales o de EL OBRERO, y por consiguiente cualquier uso de los mismos está sujeto a la aprobación previa de EL OBRERO. El extracto informativo de los contenidos de nuestro sitio está autorizado siempre que se cite la fuente de procedencia. Las opiniones vertidas por los autores y las autoras, así como la información relativa a sus perfiles, serán de su exclusiva competencia y responsabilidad. EL OBRERO no se hace responsable de lo que los autores y autoras escriban.

Los problemas del Comité Paritario de cocineros de Sevilla en 1928

(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

Uno de los medios por los que la patronal ejercía presión para impedir el funcionamiento de los Comités Paritarios establecidos en la Organización Nacional Corporativa con Eduardo Aunós en la Dictadura de Primo de Rivera consistía en no elegir a los delegados a los que tenía derecho en los mismos. Sectores importantes del empresariado español no vieron como buenos ojos la creación de los Comités Paritarios porque establecían un sistema paritario de representación y negociación con los trabajadores, por lo que hubo no pocas críticas en la prensa conservadora, frente a la acogida favorable que prestó la UGT a este sistema que parecía mucho más operativo que el existente en la época constitucional del Instituto de Reformas Sociales, donde fue casi constante la queja de los vocales obreros por su ineficacia.

El incumplimiento de la jornada de ocho horas en Tortosa (1927)

(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

Continuamos aportando ejemplos de las dificultades no ya de la implantación de la jornada laboral de las ocho horas en España justo después de la Gran Guerra, sino como, pasados los años, no fueron infrecuentes los incumplimientos de lo dispuesto. Este fue el caso que aquí traemos, en la Tortosa del año 1927 en la construcción de la estación del ferrocarril de esta localidad a la Cava.

La política municipal socialista de vivienda en Francia a mediados de los veinte

(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

Los socialistas españoles, siempre atentos a lo que se hacía en los municipios europeos gobernados por los partidos socialistas dentro de su tradicional vocación municipalista, publicaron un artículo en las páginas de El Socialista en junio de 1925 sobre las políticas sobre vivienda que se realizaban en las ciudades francesas gobernadas por los socialistas, en contraposición a la inactividad que ocurría en otras capitales del país, como en París.

La instauración de la jornada laboral en Alemania

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Al terminar de la Gran Guerra la clase obrera europea, que había padecido el sufrimiento del conflicto tanto en el frente como en las retaguardias, vivió un resurgir de la organización sindical, presionando a sus respectivos gobiernos, tanto en los países donde no hubo terremotos políticos, como los que vivieron profundos cambios, con el fin conseguir profundas reformas. Ese fue el contexto en el que se fue generalizando la reforma de la jornada laboral de ocho horas, la gran reivindicación obrera desde el primer primero de mayo. Pero ese cambio encontró fuertes resistencias, y durante la década siguiente la patronal ejerció una gran oposición argumentando que la producción bajaba y que era necesario afrontar los problemas económicos con un aumento de la jornada laboral.

El descanso en los barcos de pesca en los años veinte

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

El artículo segundo del Reglamento de 1905 por el que se aplicaba la Ley de del Descanso Dominical del año anterior, establecía que los obreros pescadores tenían derecho al descanso dominical, salvo algunas excepciones, pero según el destacado socialista Lucio Martínez Gil, que opinaba en junio de 1924 en las páginas de El Socialista, nunca estos trabajadores del mar se habían preocupado de exigir este beneficio.

Una visión crítica sobre la participación obrera en los beneficios empresariales (1924)

(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

En los años veinte se habló de dos cuestiones muy importantes en relación con el papel del trabajador en la moderna industria: el denominado control obrero o participación de los trabajadores en la dirección empresarial, y, por otro lado, de la participación de esos trabajadores en los beneficios empresariales. Del primer asunto ya hemos comenzado a publicar algún trabajo en El Obrero, destacando uno sobre la opinión de Largo Caballero, al respecto. Sobre la segunda cuestión aún no hemos hecho nada hasta la presente pieza. Este artículo versa sobre una visión crítica de esta participación, defendida por el profesor universitario francés A.Cuvillier en un artículo que publicó Le Peuple, y del que se hizo eco El Socialista en junio de 1924.

El tiempo libre de los obreros franceses en los años veinte

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Uno de los argumentos más empleados contra el reconocimiento de la jornada laboral de ocho horas fue el relacionado con el empleo del tiempo libre de los obreros. Se decía desde algunos gobiernos y ciertas patronales que los trabajadores dedicarían el aumento de horas de descanso a la taberna, a un ocio embrutecedor. Pues bien, además del esfuerzo que hizo el movimiento obrero de distinto signo por fomentar la cultura, el deporte y un ocio enriquecedor a través de las Casas del Pueblo, los Ateneos Obreros y las distintas organizaciones de tiempo libre y deporte, hemos encontrado algunos datos que desmienten aquellas afirmaciones.

La exposición de libros socialistas en Viena en 1926

(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

En la primavera de 1926 tuvo lugar en la Biblioteca de Ciencias Sociales y Económicas de Viena, administrada por la Cámara de Trabajo, y que estaba al servicio del movimiento obrero, una exposición de ediciones originales de obras importantes relacionadas con la Historia del socialismo.

Las condiciones de trabajo rural en Salamanca en 1932

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Continuamos aportando materiales para conocer la situación del trabajador agrícola español en los años veinte y treinta, así como sobre el trabajo del movimiento obrero de signo socialista para negociar y sacar adelante bases de trabajo en la época de la siega, donde más faena había y más contrataciones, favorables para los obreros.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider