Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

SEGUNDA REPÚBLICA. 1º MAYO: Madrid, 1-5-1931.- Pedro Rico, Francisco Largo Caballero, Miguel de Unamuno, Indalecio Prieto y Mellie Staal, (de izda a dcha), durante la manifestación del Primero de Mayo. EFE/jgb / E/Coloreada @latinapaterson

1926. Los anarquistas Francisco Ascaso (1901-1936), Buenaventura Durruti (1896-1936) y Gregorio Jover (1891-1964) integrantes de "Los Solidarios". E/Coloreada https://twitter.com/latinapaterson/status/1313515912671252481/photo/1

19/12/1933. Los diputados socialistas Francisco Largo Caballero y Margarita Nelken posando sentados en sus escaños del Congreso. Foto Luis Ramón Marín / Fundación Pablo Iglesias. E/Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1311207535429513217

Pablo Iglesias Posse, político y fundador del PSOE en el despacho de su casa (foto sin fecha) / EFE / E. Coloreada @latinapaterson

1932, visita de Niceto Alcalá Zamora, Presidente de la República Española, a la Fábrica de Tabacos de San Sebastián. Foto posando junto a las empleadas de Tabacalera, del fotógrafo Martín Ricardo / Kutxateca. E/Coloreada. https://pbs.twimg.com/media/Ef5yI4eXYAE8MRH?format=jpg&name=4096x4096

06/01/1937, mujeres de un taller de costura de la C.N.T. en Gijón. Foto Constantino Suárez. Archico Muséu del Pueblu d’Asturies. Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1205762029782523904/photo/1

previous arrow
next arrow
Slider

La higiene en el trabajo de artes blancas a fines de los años veinte


Ante el Congreso de la Federación de Artes Blancas Alimenticias de 1928 se planteó el problema de la higiene en los talleres, llamando la atención a los trabajadores de este ramo porque se trataba de una cuestión de vital importancia a la que hasta entonces no parecía que se hubiera prestado mucha atención.

En las páginas de El Socialista se abordó en una página entera las cuestiones fundamentales para dicho Congreso, y este tema fue abordado, partiendo de la convicción de que el trabajo debía realizase en un ambiente agradable “para el espíritu” y sin ningún peligro para la salud, algo que no estaba ocurriendo en esos momentos, como denunciaría el sindicato socialista. Si, por un lado, estaba esa llamada de atención hacia los trabajadores, por otro se acusaba a los patronos de preocuparse solamente de los beneficios.

La mayoría de los talleres de panadería y pastelería estaban instalados en cuevas de espacio reducido, donde no había ni luz natural ni ventilación. Tampoco eran unos lugares limpios. El aire y los olores eran fétidos. Las paredes solían estar húmedas y negras, ofreciendo un espectáculo repugnante, con las consiguientes consecuencias sobre el trabajo y la salud de los trabajadores. Es interesante observar cómo los sindicalistas socialistas no sólo denunciaban las enfermedades físicas que generaba ese ambiente de trabajo, como la tuberculosis, sino también las de tipo psicológico cuando afirmaban la adquisición de “dolencias físicas y espirituales incurables”.

Los trabajadores tenían que luchar para transformar los talleres donde se pasaban la mayor parte de su vida. No había que esperar que los patronos se preocupasen por abrir talleres amplios, higiénicos y alegres. Era un asunto que competía a los propios obreros. Había que transformar esos centros de trabajo, dejar las cuevas oscuras, húmedas y sucias donde trabajaban la mayoría de panaderos y confiteros españoles. Se necesitaban lugares de trabajo con condiciones favorables para la salud física y psicológica.

Todo lo relacionado con el planteamiento de dicho Congreso se encuentra en el número 6012 de El Socialista, de 16 de mayo de 1928.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider