Quantcast
HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

SEGUNDA REPÚBLICA. 1º MAYO: Madrid, 1-5-1931.- Pedro Rico, Francisco Largo Caballero, Miguel de Unamuno, Indalecio Prieto y Mellie Staal, (de izda a dcha), durante la manifestación del Primero de Mayo. EFE/jgb / E/Coloreada @latinapaterson

1926. Los anarquistas Francisco Ascaso (1901-1936), Buenaventura Durruti (1896-1936) y Gregorio Jover (1891-1964) integrantes de "Los Solidarios". E/Coloreada https://twitter.com/latinapaterson/status/1313515912671252481/photo/1

19/12/1933. Los diputados socialistas Francisco Largo Caballero y Margarita Nelken posando sentados en sus escaños del Congreso. Foto Luis Ramón Marín / Fundación Pablo Iglesias. E/Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1311207535429513217

Pablo Iglesias Posse, político y fundador del PSOE en el despacho de su casa (foto sin fecha) / EFE / E. Coloreada @latinapaterson

1932, visita de Niceto Alcalá Zamora, Presidente de la República Española, a la Fábrica de Tabacos de San Sebastián. Foto posando junto a las empleadas de Tabacalera, del fotógrafo Martín Ricardo / Kutxateca. E/Coloreada. https://pbs.twimg.com/media/Ef5yI4eXYAE8MRH?format=jpg&name=4096x4096

06/01/1937, mujeres de un taller de costura de la C.N.T. en Gijón. Foto Constantino Suárez. Archico Muséu del Pueblu d’Asturies. Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1205762029782523904/photo/1

previous arrow
next arrow
Slider

Pablo Iglesias contra su indulto en 1904 o la defensa de la libertad de crítica


Si en el anterior artículo estudiamos el texto que remitió Pablo Iglesias a El Socialista donde explicaba su oposición a que se le concediese el indulto, en el número siguiente se publicó la instancia que dirigió, firmada el 2 de diciembre de 1904, al ministro de Gracia y Justicia donde se oponía a la concesión de dicha gracia, permitiéndonos profundizar en sus razones y en su compromiso, en estos tiempos de intenso debate sobre la ley mordaza.

Iglesias escribió al ministro porque Alejandro Lerroux, a la sazón diputado en ese momento, había soliciado en el Congreso de los Diputados el indulto para Pablo Iglesias. Pero, como ya sabemos, él no quería esa concesión, manifestando que estaba decidido a permanecer en la Cárcel todo el tiempo de la condena que le había impuesto la Audiencia Provincial.

Aceptar esa merced era, en su opinión, cohibir su libertad de crítica de los actos que las autoridades realizasen.

Pero, además, explicaba que la censura, es decir, la crítica de esos actos no podía constituir un delito, como habían conceptuado los jueces al dictar la sentencia condenatoria. Su crítica se había referido, además, a abusos cometidos por agentes de la autoridad contra trabajadores.

Era necesario seguir manteniendo la diferencia entre los que dirigían una sociedad cimentada en privilegios, que Iglesias consideraba odiosos, y los que luchaban por su abolición. Si aceptaba el indulto esa diferencia desaparecía porque era una merced o gracia otorgada por esos directores de la sociedad como si fueran consideraciones que el poder público no podía considerar como justas pues de serlo, los Tribunales de Justicia no habrían dictado un fallo condenatorio.

Convicciones claras, de nuevo, como expresamos en el artículo anterior.

El texto en el número del 9 de diciembre de El Socialista (979).

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider