HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

SEGUNDA REPÚBLICA. 1º MAYO: Madrid, 1-5-1931.- Pedro Rico, Francisco Largo Caballero, Miguel de Unamuno, Indalecio Prieto y Mellie Staal, (de izda a dcha), durante la manifestación del Primero de Mayo. EFE/jgb / E/Coloreada @latinapaterson

1926. Los anarquistas Francisco Ascaso (1901-1936), Buenaventura Durruti (1896-1936) y Gregorio Jover (1891-1964) integrantes de "Los Solidarios". E/Coloreada https://twitter.com/latinapaterson/status/1313515912671252481/photo/1

19/12/1933. Los diputados socialistas Francisco Largo Caballero y Margarita Nelken posando sentados en sus escaños del Congreso. Foto Luis Ramón Marín / Fundación Pablo Iglesias. E/Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1311207535429513217

Pablo Iglesias Posse, político y fundador del PSOE en el despacho de su casa (foto sin fecha) / EFE / E. Coloreada @latinapaterson

1932, visita de Niceto Alcalá Zamora, Presidente de la República Española, a la Fábrica de Tabacos de San Sebastián. Foto posando junto a las empleadas de Tabacalera, del fotógrafo Martín Ricardo / Kutxateca. E/Coloreada. https://pbs.twimg.com/media/Ef5yI4eXYAE8MRH?format=jpg&name=4096x4096

06/01/1937, mujeres de un taller de costura de la C.N.T. en Gijón. Foto Constantino Suárez. Archico Muséu del Pueblu d’Asturies. Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1205762029782523904/photo/1

previous arrow
next arrow
Slider

Neus Ballús: “Jamás soñé con ser directora de cine”


  • Escrito por Magdalena Tsanis
  • Publicado en Cine
(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

A punto de estrenar su tercer largometraje, "Seis días corrientes", una comedia a caballo entre realidad y ficción protagonizada por tres fontaneros reales, la directora catalana Neus Ballús reivindica a la clase obrera en el cine y confiesa que jamás soñó con ser cineasta.

Hija de familia obrera, Ballús (Barcelona, 1980) es la primera mujer de su familia con estudios universitarios. Aún recuerda el primer día de clase -estudió Comunicación Audiovisual en la Pompeu Fabra- cuando un profesor les dijo que ninguno de los presentes iba a ser cineasta porque era muy difícil y a ella le dio exactamente igual.

"Me apunté a Audiovisual porque me gustaba escribir, la creatividad y siempre he tenido un discurso propio y un interés en la gente, pero jamás soñé con ser directora cine", señala en una entrevista con Efe. En aquella primera clase le hablaron de Welles, de Tarkovsky, de Scorsese.

"Pensé que no tenía nada que ver con esos señores, no existía ese deseo porque no había referentes claros; yo empiezo a entender que soy cineasta cuando empiezo a hacer cine, no porque lo hubiera soñado".

Así empezó a mirar a su alrededor, a filmar a su abuelo, su barrio. En paralelo ocurrían cosas interesantes en el terreno del documental en aquellos albores del siglo XXI, con Agnes Varda estrenando "Los espigadores y la espigadora" (2000) o José Luis Guerin "En construcción" (2001).

Ballús empezó a desarrollar sus inquietudes y su propio método de trabajo en "La plaga" (2013), una película que hablaba de la crisis económica a través de cinco personas del extrarradio de Barcelona y que estrenó en la Berlinale después de cuatro años trabajando con la gente de la zona.

Seis años después llegó "El viaje de Marta" (2019) y ahora estrena "Seis días corrientes", en la que desarrolla ese método de orquestar ficciones en una realidad que ha analizado minuciosamente y en la que trabaja con personas reales, no actores profesionales.

La película se estrenó en Locarno, donde obtuvo una mención especial del jurado joven y Mohamed Mellali y Valero Escolar se llevaron ex aequo el premio al mejor actor. Ha pasado también por Toronto y la Seminci, donde ganó el premio del público y ha sido nominada como mejor comedia en los Premios Feroz.

"Mi intención era hacer una película comprometida con la realidad social que veo a mi alrededor y con el cine, una propuesta innovadora pero a la vez que conectara con el público de todo tipo, incluido el que intenta retratar", explica. La idea surgió porque la pareja de su madre es fontanero.

"Siempre he escuchado en casa historias de lo que le ocurría cada vez que entraba en casa de alguien y me daba la sensación de que era una profesión privilegiada, igual que la del cine o el periodismo , en el sentido de que te da acceso a una variedad de seres, historias y personas muy amplia y diversa".

Decidió hacer la película cuando tuvo la idea de la estructura por capítulos, seis días en seis casas diferentes. Y entonces empezó un largo proceso de investigación y búsqueda hasta dar con sus protagonistas.

"Llegué a un acuerdo con la Escuela del gremio de instaladores de Barcelona, me colaba en las clases, observaba a la gente y hablaba con ellos", recuerda.

Una vez que los seleccionó fueron dos años de reuniones, conversaciones, pruebas y preparación para estar frente a la cámara y solo entonces escribió el guion, junto a Margarita Melgar.

"Les hicimos una película a medida", apunta. Todo el proceso le ha llevado seis años. "Soy defensora de hacer las cosas con el tiempo que necesitan, siento que los procesos de creación están muy acelerados en el audiovisual, hay demanda de contenidos y hay dinero, pero se está perdiendo la idea más artesanal del cine".

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider