HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

SEGUNDA REPÚBLICA. 1º MAYO: Madrid, 1-5-1931.- Pedro Rico, Francisco Largo Caballero, Miguel de Unamuno, Indalecio Prieto y Mellie Staal, (de izda a dcha), durante la manifestación del Primero de Mayo. EFE/jgb / E/Coloreada @latinapaterson

1926. Los anarquistas Francisco Ascaso (1901-1936), Buenaventura Durruti (1896-1936) y Gregorio Jover (1891-1964) integrantes de "Los Solidarios". E/Coloreada https://twitter.com/latinapaterson/status/1313515912671252481/photo/1

19/12/1933. Los diputados socialistas Francisco Largo Caballero y Margarita Nelken posando sentados en sus escaños del Congreso. Foto Luis Ramón Marín / Fundación Pablo Iglesias. E/Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1311207535429513217

Pablo Iglesias Posse, político y fundador del PSOE en el despacho de su casa (foto sin fecha) / EFE / E. Coloreada @latinapaterson

1932, visita de Niceto Alcalá Zamora, Presidente de la República Española, a la Fábrica de Tabacos de San Sebastián. Foto posando junto a las empleadas de Tabacalera, del fotógrafo Martín Ricardo / Kutxateca. E/Coloreada. https://pbs.twimg.com/media/Ef5yI4eXYAE8MRH?format=jpg&name=4096x4096

06/01/1937, mujeres de un taller de costura de la C.N.T. en Gijón. Foto Constantino Suárez. Archico Muséu del Pueblu d’Asturies. Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1205762029782523904/photo/1

previous arrow
next arrow
Slider

Las bases de trabajo en la albañilería de Valencia en 1929 (Segunda Parte)


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

Continuamos y finalizamos el estudio de las bases de trabajo en el sector de la albañilería en Valencia en 1929.

En el anterior trabajo nos quedamos en los salarios e indemnizaciones, y comenzamos ahora con la jornada laboral.

En los trabajos que se realizasen dentro del agua, la jornada sería de seis horas, mientras que en los demás, incluso en los de limpieza y monda de alcantarillas y pozos, regiría la jornada de las ocho horas.

Las horas de entrada y salida del trabajo variarían según un horario de verano y otro de invierno. En el primero, que iría desde el primero de mayo hasta el 30 de septiembre, sería de ocho a doce y de dos a seis, mientras que en invierno, sería de ocho a doce y de una a cinco.

En relación con las horas extraordinarias se considerarían como tales las comprendidas en casos de fuerza mayor, y se abonarían el doble.

El patrono podría establecer en una misma obra dos turnos, de siete horas cada uno, percibiendo los trabajadores de ambos lo mismo. El señalamiento de horas de trabajo de dichos turnos sería potestativo del patrono.

Además de los domingos, se reconocerían como festivos el primero de mayo y el 25 de diciembre, y aquellos otros que de común acuerdo estableciesen el patrono y la mayoría de los obreros. En caso de que el patrono obligare al obrero a holgar en algún día de los no señalados sería obligación del empresario satisfacer al trabajador el jornal íntegro perdido por su causa.

Si algún obrero, por voluntad propia o causa no justificada, no acudiese al trabajo diario el patrono podría imponerle el correctivo de hogar determinado número de días, a su elección.

Un obrero no podría ser despedido si el trabajo se ajustaba por un tiempo determinado, antes del vencimiento del plazo, si no mediaba algunos de los casos previstos en el artículo 21 del Código de Trabajo.

Cuando un obrero fuera despedido antes del plazo por alegar el patrono algunas de las causas que justificasen dicho despido, o sin indicar motivo alguno, podría el trabajador acudir al Comité paritario, según establece la legislación.

Si el trabajo se ajustase por tiempo indeterminado el contrato podría concluir a voluntad de cualquiera de ambas partes. En todo caso, el patrono estaba obligado a efectuar el despido el sábado y a dar aviso del mismo, de forma individual, al obrero con una semana de antelación, o abonarle, en su defecto, los jornales correspondientes a una semana, salvo en el caso de que hubiera incurrido el trabajador en algunas de las faltas que estipulaba el Código de Trabajo.

Si un obrero fuera despedido sin dársele el aviso reglamentario podría reclamar dentro de los plazos legales ante el Comité paritario, el cual impondría al patrono, sino apreciase existencia de falta en el obrero que hubiera eximido del aviso, la obligación de pagar al reclamante una indemnización equivalente al jornal de ocho días laborales.

Si, mediando o no aviso previo, tuviera el despido el carácter de abusivo, el obrero podría acudir al Comité paritario, dentro de los plazos legales, y si el fallo del mismo apreciase la realidad del abuso cometido por el patrono se le condenaría a readmitir al obrero, satisfaciéndole el importe íntegro de los jornales de los días que hubieran mediado entre el despido y la readmisión o, en su caso, entre el despido y el día en el que el obrero se hubiera colocado nuevamente, o, para el caso de que no quisiera readmitirle, a satisfacer al reclamante, además del importe de los jornales y en concepto de indemnización de perjuicios, la cantidad que fijara el Comité, y que podría variar, según las circunstancias de cada caso, entre el importe de ocho días y el de un mes de salario. Solamente se consideraría culposo o abusivo el despido en determinados casos, como eran que fuera una represalia contra un trabajador que hubiera ejercitado o reclamado algún derecho, o cuando fuera porque estuviera afiliado o rehusarse hacerlo a un sindicato.

Las bases fueron publicadas por El Socialista, en su número del 17 de julio, gracias al trabajo de Eleuterio Marco.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Europa en su cenit
El republicanismo en España
El Antiguo Régimen. Sus estructuras sociales, económicas y políticas
El tiempo de las Revoluciones. De 1820 a 1848
Historia del socialismo español
La España del Siglo XVIII. Luces y sombras del reinado de los borbones
Del abrazo de Vergara al Bando de Guerra de Franco
Episodios que cambiaron la Historia de España

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider