HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

SEGUNDA REPÚBLICA. 1º MAYO: Madrid, 1-5-1931.- Pedro Rico, Francisco Largo Caballero, Miguel de Unamuno, Indalecio Prieto y Mellie Staal, (de izda a dcha), durante la manifestación del Primero de Mayo. EFE/jgb / E/Coloreada @latinapaterson

1926. Los anarquistas Francisco Ascaso (1901-1936), Buenaventura Durruti (1896-1936) y Gregorio Jover (1891-1964) integrantes de "Los Solidarios". E/Coloreada https://twitter.com/latinapaterson/status/1313515912671252481/photo/1

19/12/1933. Los diputados socialistas Francisco Largo Caballero y Margarita Nelken posando sentados en sus escaños del Congreso. Foto Luis Ramón Marín / Fundación Pablo Iglesias. E/Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1311207535429513217

Pablo Iglesias Posse, político y fundador del PSOE en el despacho de su casa (foto sin fecha) / EFE / E. Coloreada @latinapaterson

1932, visita de Niceto Alcalá Zamora, Presidente de la República Española, a la Fábrica de Tabacos de San Sebastián. Foto posando junto a las empleadas de Tabacalera, del fotógrafo Martín Ricardo / Kutxateca. E/Coloreada. https://pbs.twimg.com/media/Ef5yI4eXYAE8MRH?format=jpg&name=4096x4096

06/01/1937, mujeres de un taller de costura de la C.N.T. en Gijón. Foto Constantino Suárez. Archico Muséu del Pueblu d’Asturies. Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1205762029782523904/photo/1

previous arrow
next arrow
Slider

¿Podían ser socialistas los funcionarios? (1930)


(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

Esta pregunta no podría darse en la actualidad en nuestro país, pero los socialistas la plantearon en agosto de 1930 porque habían averiguado que en un cuerpo superior del Estado, en un servicio público, habían llegado delaciones e informes policiales contra empleados que tenían simpatía por las ideas socialistas. En consecuencia había salido por provincias algún inspector general para enterarse sobre quién era simpatizante o afiliado al Partido Socialista.

Este hecho fue denunciado en las páginas de El Socialista, donde, además, se teorizaba sobre este particular.

Era evidente que ante esta pregunta la respuesta era que un funcionario, un empleado público, podía ser socialista como de cualquier otra opción política.

Pero el problema era que había quienes no concebían que un empleado público manifestase sus ideales con una adhesión al socialismo, considerando que esto era constitutivo de delito.

Para estos sectores un funcionario solamente podía votar en las elecciones a los candidatos encasillados, en alusión a la práctica habitual de encasillar (asignar) los candidatos en las elecciones generales por parte de los dos partidos dinásticos, conservador y liberal.

Así pues, en consecuencia, sus derechos ciudadanos no podían rebasar dicho límite. Los funcionarios podían ser políticos, pero de la “política de los que mandan”. Y en lo social debían estar de acuerdo con las “conveniencias burguesas y nada más”.

Pero se respondía que en todas épocas y partidos había habido funcionarios afiliados. Entre los funcionarios habían existido reaccionarios y radicales. Por eso, ¿a qué venía la extrañeza de que hubiera funcionarios que se acercasen al Partido Socialista?, ¿no era el socialismo una doctrina legal?, ¿no actuaba el socialismo con arreglo a la ley? No cabe duda de que el último interrogante tiene su importancia, especialmente desde la perspectiva de reformismo o revolución en el seno del socialismo.

Hemos trabajado con el número 6711 de El Socialista, de 12 de agosto de 1930.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Europa en su cenit
El republicanismo en España
El Antiguo Régimen. Sus estructuras sociales, económicas y políticas
El tiempo de las Revoluciones. De 1820 a 1848
Historia del socialismo español
La España del Siglo XVIII. Luces y sombras del reinado de los borbones
Del abrazo de Vergara al Bando de Guerra de Franco
Episodios que cambiaron la Historia de España

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider