Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Anastasio Lagrantino, ejecutado por cometer sodomía con instrumento inadecuado


Nacido como Catharina Margaretha Linck, la vida de Anastasio Lagrantino, en Prusia, fue una lucha constante para poder vivir como lo que él se sentía: un hombre.

Siendo niña fue entregado a un orfanato para su educación. Al huir optó por la identidad masculina que ya jamás abandonó. Primero fue un vagabundo y ratero. Más tarde un pastor religioso de un grupo cuáquero. Más tarde se alistó en el ejército, de donde desertó, fue capturado y condenado a muerte, pero al descubrirse su sexo femenino fue liberado.

Anastasio utilizó prótesis para visualizar su sexo masculino. Lo utilizaba para seducir a las mujeres con las que quería relacionarse. Así en 1717 decidió casarse por la iglesia con una mujer, Mühlhahn. El conocimiento que tenían las mujeres sobre el género masculino era escasa, antes de casarse.

No tuvo suerte con los negocios y tuvo que regresar con su esposa a casa de sus suegros, donde la madre de su esposa no le tenía en muy buena consideración. Su matrimonio a pesar de las peleas constantes se mantuvo más de cuatro años, pero cuando en una de estas discusiones participó la suegra, la cosa cambió. Por lo visto llegaron a las manos y en un arrebato cayó al suelo un dildo de cuero que Anastasio utilizaba como prótesis.

La suegra le denunció al tribunal y fue juzgado. No solo se le condenó por "cometer sodomía con instrumento inanimado", (1) también por ser bautizados varias veces, de distintas religiones e identidades. La sentencia no fue unánime por lo que el rey Federico Guillermo I de Prusia dictó la sentencia, debía morir decapitado y luego sus restos quemados. Su esposa tuvo una condena de tres años y fue desterrada.

Antes de ser decapitado una comisión médica dictaminó que Anastasio tenía cuerpo de mujer y no mostraba ninguna anomalía.

(1) Rictor Norton. Catharina alias Anastasius

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider