Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Textos históricos sobre la persecución de los homosexuales: la Pragmática de los Reyes Católicos por la que se prohíben las relaciones homosexuales (1497)

1497 agosto 22. Medina del Campo “

Don Fernando e donna Ysabel, por la graçia de Dios, rey e reyna de Castilla, de León, de Aragón, de Seçilia, de Granada, de Toledo, de Valençia, de Galisia, de Mallorcas, de Sevilla, de Çerdenna, de Córdova, de Córçega, de Murçia, de Jahén, de los Algarves, de Algesira, de Gibraltar e de las Yslas de Canarias, condes de Barçelona e sennores de Vizcaya e de Molina, duques de Athenas e de Neopatria, condes de Rosellón, e de Çerdanya, marqueses de Oristán e de Goçano.Al prínçipe don Juan, nuestro muy caro e muy amado hijo e a los ynfantes, duques, prelados, condes, marqueses, ricos omes, maestres de la órdenes, priores, e a los del nuestro consejo e oydores de la nuestra avdiençia e a los comendadores, subcomendadores,alcaydes de los castillos, e casas fuertes e llanas, e a los alcalldes,alguasyles, e notarios, e otros ofiçiales qualesquier de la nuestra casa e corte e chançillería e a todos los conçejos, corregidores, alcalldes, alguaziles, merinos, regydores, cavalleros, escuderos, ofiçiales, e omes buenos de todas las çibdades, e villas e logares de los nuestros reynos e sennoríos, e a cada uno e qualquier de vos a quyen esta nuestra carta fuere mostrada o el traslado de ella sygnado de escrivano público. Salud e graçia.

Sepades que acatando commo Dyos nuestro sennor por su ynfinita clemençia quyso encomendarnos la governaçión de estos nuestros reynos e nos faser sus ministros en la execuçión de la justiçia en todo lo tenporal non reconoçiendo en la administraçión de ella otro superior synon a él a quien avemos de dar cuenta castigando los delitos por aquella medida de pena que sean respondientes a las culpas de los culpantes e porque entre los otros pecados e delitos que ofenden a Dios nuestro sennor e ynfaman la tierra espeçialmente el crimen cometydo contra orden natural contra el qual las leys e derechos se deven armar para el castigo de este nefando delito non digno de nombrar, destruydor de la orden natural, castigado por juyzio divino, por el qual la nobleza se pierde e el coraçón se acobarda e se engendra poca fyrmeza en la fee e aboreçimiento de Dyos, e se yndigna dar fambre, pestylençia, e otros tormentos en la tierra e naçen de él muchos oprovios e de muertes a las gentes e tierra donde se consyente mereçedor de mayores penas que podría e se pueden dar y commo quiera que por los derechos y leys posytivas antes de agora estableçidas fueron y están ordenadas algunas penas a los que asy corrompen la orden natural y son enemigos de ella primero porque las penas antes de agora estatuydas non son sufiçientes para estrepar e del todo castigar tan abomynable yerro y queriendo en esto dar cuenta a Dyos y en quanto a nos sería reservar tan maldita mácula y herror por esta nuestra carta y dispensaçión, la qual queremos que sea avida por ley general e perpetua premátyca sançión, así commo sy fuese fecha e promulgada en cortes, Ordenamos e estableçemos e mandamos que qualquier persona de qualquier ley, estado o condiçión, o preheminençia o dignidad que sean que después que esta nuestra carta fuere en nuestra corte publicada cometyera el tal delito que seyendo en él condenado por aquella manera de prueva que segund derecho que es bastante para provar el delito e crimen de heregya o el crimen lesa magestatys que sea quemado en llamas de fuego en el logar e por la justiçia a quyen pertenesçiere el conosçimiento e puniçión del tal delito e que asymysmo aya perdydo e //(Fol. 1vº) por este mesmo fecho e drecho syn otra declaraçión ni sentençia pierda todos sus bienes,asy muebles commo rayses, los quales desde agora por esta nuestra ley e premátyca confiscamos e aplycamos e avemos por confiscados e aplicados a nuestra cámara e fisco.

Otrosy,mandamos e ordenamos que por más evytar el dicho crymen que sy acaeçiere que el dicho aborreçible delito on se pudiera provar en abto perfecto e acabado, pero sy se provaren e averiguaren abtos muy propincos e çercanos a la conclusión de él, en tal manera que non quedase por él delinquente de acabar este dapnnado yerro que sea //(fol. 2rº) avido por verdadero echor de él e que sea judgado e sentençiado e padezca aquella mysma pena commo y en aquella manera que lo sería e padesçería el que fuese convençido en toda perfiçión del dicho malvado delito commo de suso en esta nuestra ley e premátyca sençión se contyene. E que se pueda proçeder en el dicho crimen a petyçión de parte o de qualquiera del pueblo e por vía de pesquisa o de ofiçio de jues y que en el dicho delito y proçeso de él contra el que lo cometyere se faga e guarde la forma e horden que se guarda e de derecho se debe guardar en los dichos crímines e delitos en la manera de la provaça,asy para definitiva commo para ynterlocutoria o para proçeder a tormentos. Ca en todo mandamos que se tenga y guarde en este nefando delito la horden e forma que segund derecho se debe guardar en los dichos delitos de heregía e lesa magestatys, pero es nuestra merçed que de los testigos que fueren tomados en el proçeso de ese dicho crimen se dé e pueda dar copia e traslado al acusado e contra quyen se fisiese el tal proçeso para que dyga de su derecho.

E otrosy, mandamos que los hijos e desçendientes de los tales culpados aunque sean condepnados los delinquentes por sentençia no yncurra ynfamya ny otra mácula alguna, pero mandamos que los que fueren acusados o contra quien se fisiere proçeso sobre este delito que ayan cometydo antes de la publicaçión de esta carta y no después que se guarden las leyes e derechos que son fechos antes de esta nuestra carta e que por ellas sea jusgado e sentençiado el que fuere convençido en el dicho delito que aya cometydo antes de esta nuestra carta e publicaçión de ella y no después. E mandamos a los del nuestro consejo e oydores de la nuestra abdiençia y alcalldes de la nuestra casa e corte e chançillería y a todos los corregidores, asystentes, alcalldes y otras justiçias qualesquier de todas e qualesquier çibdades y villas e logares de nuestros reygnos e sennoríosque con toda diligençia guarden e la raygan e lleven a toda e devyda execuçión con efeto commo en ella se contyene, sobre lo qual les encargamos sus conçiençias para que sean obligados de dar quenta a Dyos de todo lo que por ellos o por su culpa e nygligençia quedare de castigar, demás e allende de la pena que por nos les sería mandado dar e que de esto fagan juramento espresa e espeçialmente al tyenpo que fueren //(Fol. 2rº) proveydos e que porque mejor se pueda saber e venyr a notyçia de todo lo contenydo en esta nuestra carta e ninguna persona pueda de ello pretender ynorançia mandamos que sea pregonada públicamente en nuestra corte y en la cabeça de cada arçobispado e obispado de estos Poder, sexo y ley: la persecución de la sodomía en los tribunales de la Castilla de los Trastámara Jesús Ángel Solórzano Clio & Crimen nº 9 (2012), pp. 344/396 ISSN: 1698-4374 D.L.: BI-1741-04 nuestros reygnos por pregonero público en las plaças e logares acostumbrados para que tenga fuerça e vigor después que fuere apregonada en nuestra corte. E los unos ni los otros non fagades ende al por alguna manera so pena de la nuestra merçed e de dies mill maravedíes para la nuestra cámara.Y demás mandamos al ome que vos esta nuestra carta mostrare que vos enplase que parescades ante nos en la nuestra corte do quier que nos seamos del dya que vos enplasare fasta quinse dyas primeros syguientes so la dicha pena so la qual mandamos a qualquier escrivano público que para esto fuere llamado que dé ende al que vos la mostrare testimonio sygnado con su sygno, porque nos sepamos en commo se cumple nuestro mandado.

Dada en la villa de Medina del Canpo a veynte e dos días del mes de agosto, anno del nasçimiento de nuestro sennor Jesu Cristo de myll e quatro çientos e noventa e syete annos.Va escripto entre renglones o dos para que diga de su derecho.Yo el Rey. Yo la Reina.

Yo Juan de la Parra, secretario del rey e de la reyna, nuestros sennores, la fise escribir por su mandado. [RÚBRICAS:] Rodericus dottor.Iohannes dottor.Andrés dottor.Antonius dottor. Gundisalvus liçençiatus. Joannes liçençiatus.

(Consultado en ·Poder, sexo y ley: la persecución de la sodomía en los tribunales de la Castilla de los Trastámara Jesús Ángel Solórzano Clio & Crimen nº 9 (2012), pp. 343/396.)