Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Las leyes de pareja, vía para el matrimonio igualitario y 3 (1994-1997)


El año 1994 fue esencial para el avance hacia las leyes de pareja, que se ganaron a partir de 1998. Las parejas de hecho ya fueron reconocidas en la reforma de la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos) de 3 de noviembre de 1994.

Como resultado de la confluencia de las 11 Ong's estatales que impulsaron la campaña “Democracia es Igualdad” de 1993, el peso de varias de éstas permitió un éxito sin precedentes que respondía además a las injustas secuelas del vih/sida en cuanto a la subrogación del contrato de vivienda. A saber, cuando en una pareja del mismo sexo fallecía la persona arrendataria, la otra -a diferencia de las parejas matrimoniales- debía abandonar el piso donde habían convivido. No tenía opción de subrogar el contrato de alquiler. La mencionada campaña "Democracia es igualdad" permitió crear un polo de asociaciones muy representativas. Las ong's estatales que salieron en defensa de las parejas homosexuales, fueron: Asociación pro-Derechos Humanos de España, Consejo de la Juventud de España, ConfederacIón de AAVV de España, CCOO, COCEMFE (personas discapacitadas), SOS Racismo, UGT y la Coordinadora Gay-Lesbiana (CGL).

Así el 3 noviembre de 1994, la reforma de la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos) incluyó a las parejas de hecho para el derecho de subrogación del contrato de vivienda de la persona fallecida, respecto de las parejas matrimoniales, como “análoga relación de afectividad, con independencia de la orientación sexual”. Esa fue la fórmula que orientó definitivamente los siguientes avances. Además, se produjo un efecto dominó respecto de otras leyes posteriores, como la de indemnización a las familias de las víctimas del terrorismo, que incluyeron esta analogía.

Arrancan las tres grandes manifestaciones estatales en Madrid pro-ley de parejas, cuyo anfitrión fue un renovado COGAM con Pedro Zerolo y Mili Hernández en cabeza, y ya con el calor de Chueca que no paraba de crecer. Las fechas fueron el 25 de noviembre de 1995, el 22 de febrero de 1997 y el 28 de marzo de 1998. Sonaba aquel tema disco “Finally” (recuperado en la película "Priscilla, reina del desierto"). Cuando lo escucho, supongo que como a [email protected] de [email protected] que participaron en aquellas tres grandes manifestaciones, me emociono.

La nueva Ministra de Asuntos Sociales, Cristina Alberdi, consensuó un ante-proyecto de ley estatal de parejas de hecho que nos presentó en una reunión general de entidades el 20 de octubre de 1995. Sin embargo, la victoria del PP en las generales de marzo de 1996 dio al traste con aquel proyecto de ley.

En aquella campaña electoral Vota Rosa siguió presionando pro-ley de parejas, pero ya empezaba a ser obvio que la capacidad de convocatoria y movilización de Cogam y de la Felgtb se había convertido en el principal recurso del movimiento lgtb a escala estatal, incluidos las cada vez mayores manifestaciones del Orgullo en Madrid. Mientras en BCN, ese aspecto seguía atascado por la desunión. Muchísima gente lgtb de Catalunya copaba el AVE y el puente aéreo hacia Madrid para participar en aquellas inmensas mani-fiestas reivindicativas estatales, a inicios de julio. Cuando nos encontraban a personal de la CGL, nos preguntaban para cuando en BCN y nuestra respuesta era que existían grupos empeñados en la exclusión y el sectarismo, eso duró hasta 2008 cuando arrancó el primer Pride-BCN, (año de los exitosos Eurogames en BCN), pero esa es ya otra historia.

El 12 de diciembre de 1995 desde Catalunya se aporta una sentencia que consiguió la abogada Mª José Varela con el apoyo de la CGL y que ya tenía un antecedente en 1992. La Audiencia de BCN reconoció a una pareja homosexual en analogía al matrimonio en un caso de “indemnización por daño moral como la que corresponde a la pérdida del cónyuge”. Fue el caso de muerte de la pareja de un gay por accidente de tráfico. Un paso más y de gran peso.

La prensa presentó con gran despliegue las primeras leyes de parejas homosexuales registradas, en 1989 en Dinamarca, 1995 en Suecia, en 1998 en los Países Bajos y en 1999 aparece el PACS en Francia, (muy alejado de las leyes nórdicas) y que no tardarían a devenir en leyes de matrimonio igualitario. El PACS, un contrato o pacto civil de solidaridad no mostraba analogía alguna con el matrimonio, reconocía escasos derechos y a "eso" aquí empezó a agarrarse la derecha. La calificamos como ley apartheid.

En 1996 bastantes asociaciones lgtbi del estado ya empiezan a reclamar el derecho de matrimonio que no llegaría hasta 2005.

El 26 de junio de 1996 fuimos llamados a discreta “consulta” a la Moncloa, Gemma Sánchez y yo mismo, como [email protected] generales de la CGL. Entonces, en mi caso, yo ya era secretario general de la ILGA. Nos recibió un asesor del presidente Aznar. No recuerdo su nombre, pero debió de ser del ala liberal del PP, pues se mostró comprensivo con las razones para una ley de parejas. Comentamos la reciente portada de la influyente revista The Economist, que apostaba por reconocer a las parejas homosexuales, reclamamos más recursos para la lucha contra el vih/sida y nos comprometimos a enviar un dossier sobre las parejas de hecho, como así hicimos. Ninguna respuesta.

De todas formas, durante el primer mandato de Aznar, siguieron las manifestaciones y manifiestos de entidades y personalidades, pero nada fue promulgado para las parejas de hecho. Ignoro si otras personas del mov.lgtb estatal fueron consultadas. En nuestro caso no hicimos comunicado público de aquel encuentro, dado su carácter consultivo. Nos pareció que no había que quemar las naves del diálogo ya que venía desde el propio Gobierno. Eso no fue óbice para que Vota Rosa siguiese pidiendo que el PP no fuese votado.

En noviembre de 1997 -gobernando el PP- el CIS publicó los esperanzadores resultados de una encuesta sobre nuevas familias: un 57% de la población estaba a favor del matrimonio homosexual y un 37% a favor de la adopción por parte de parejas del mismo sexo.

Hasta aquí las aportaciones desde la CGL para la ley de parejas estatal, que nunca llegó a ser. En la medida que la CGL no pertenecía a la FELGTB, -a pesar de unas muy cordiales relaciones e idénticos postulados- desconozco las acciones que llevaron a cabo sus entidades miembros en esos años y creo que corresponde a la propia FELGTB dar cuenta de todas las iniciativas realizadas en la geografía del estado.

En el próximo artículo y considerando todos estos avances que se sumaron en Catalunya, serán detallados los pasos que nos llevaron a la primera Ley de Parejas. La Ley de Uniones Estables de Pareja (LUEP), se promulgó por parte del Parlament de Catalunya el 30 de junio de 1998.