Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

El Tribunal Especial para la represión de la Masonería y el Comunismo (Termc). 80 años después

El pasado mes de marzo se cumplieron 80 años de la promulgación de la Ley de 1 de marzo de 1940 sobre la represión de la masonería y el comunismo. Esta ley tiene un extenso preámbulo donde, de un modo confuso y deslavazado, se trata de justificar el carácter represivo de la ley que consta de catorce artículos. En el artículo doce se indica que debe crearse un Tribunal especial encargado de reprimir a los miembros de estas dos organizaciones.

Tres meses después, el 4 de junio de 1940, Francisco Franco firmó un breve Decreto ( del que hoy se cumplen 80 años) por el que ,en primera instancia, se creaba oficialmente el Tribunal especial para la represión de la masonería y el comunismo ( TERMC ) . Seguidamente el Decreto designaba a las cinco personas que debían formar parte del mismo : Un presidente, un General del Ejército, un Jerarca de Falange Española Tradicionalista y de las JONS y dos letrados. Todos "designados libremente por el Jefe del Estado ".

El TERMC dependía de la Presidencia del Gobierno. Formaba parte de las veinticinco jurisdicciones especiales que hubo durante el régimen de Franco y estaba destinado, junto al Tribunal de Responsabilidades políticas y los Tribunales militares, a la persecución de toda persona que militara en organizaciones contrarias al nuevo Estado, en este caso masones y comunistas.

Para presidir el Tribunal, Francisco Franco designó al carlista Marcelino de Ulibarri y Eguilaz; como General del Ejército designó a Francisco de Borbón y de la Torre; como " Jerarca " de Falange Española Tradicionalista y de las JONS al carlista Juan Granel Pascual; y como letrados a Isaías Sánchez Tejerina, catedrático de Derecho Penal y al jurista Antonio Luna García.

A continuación, vamos a describir el perfil personal, profesional y político de estas cinco personas:

Marcelino Ulibarri Eguílaz ( 1880-1951 ). Nació en el pueblo de Muez,( Navarra ). A los diez años se trasladó a vivir a Zaragoza, ciudad en la que residió durante veinticinco años trabajando como representante de seguros La Equitativa. Era persona de profundas convicciones religiosas. Paul Preston dice de él: " Tan obsesivo era su odio por los masones y los judíos que Ulibarri era conocido, entre sus compañeros carlistas, como el martillo de la masonería". (1)

El doctor Fernando Mikelarena Peña, en su libro << Estructura, cadena de mando y ejecutores de la represión de boina roja en Navarra en 1936>>, nos informa que Marcelino Ulibarri tiene un perfil muy particular. Más que a Mola, estaba ligado directamente a Franco, al que había conocido y con el que trabó una estrecha amistad en Zaragoza, durante los años en que Franco dirigió la Academia General Militar, entre 1928 y 1931. Durante esos años, también en la ciudad del Ebro, mantuvo amistad con el abogado del Estado Ramón Serrano Suñer, cuñado de Franco y futuro ministro del Interior ( 2 ). Ulibarri fue una pieza clave en promocionar la carrera política del cuñado de Franco en Zaragoza (3)

La Delegación del Estado para la Recuperación de Documentos fue creada por un Decreto de 26 de abril de 1938, firmado por el Ministro del Interior Ramón Serrano Suñer. La Delegación quedó adscrita directamente a ese ministerio ( 4). El 7 de mayo de 1938, Marcelino Ulibarri fue nombrado director de la Delegación y durante este tiempo se encargó de dirigir la requisición de la documentación al enemigo. Realizó, con criterios político-morales y no archivísticos, la selección del personal con la que se formaron los equipos de recuperación de documentos, dirigió la clasificación de la documentación y se encargó de la custodia secreta de la misma (5).

El Decreto de 4 de junio de 1940, designó a Marcelino Ulibarri presidente del Tribunal especial para la represión de la masonería y el comunismo. Con este nombramiento, Ulibarri " volvía a situarse a la cabeza de un organismo relacionado con los temas masónicos, con ello se pretendía garantizar una perfecta armonía entre la Delegación de Asuntos Especiales, la Delegación del Especial para la Recuperación de Documentos y el TERMC " (6). Marcelino Ulibarri estuvo presidiendo el TERMC hasta el 31 de marzo de 1941. Con esa fecha, un Decreto firmado por Franco, modificó la composición del Tribunal. Se designó como nuevo presidente al teniente general Andrés Saliquet Zumeta. Sin embargo, Marcelino Ulibarri continuó formando parte del Tribunal como vocal, por su condición de Consejero Nacional de Falange Española Tradicionalista y de las JONS, cargo que había jurado en Burgos en septiembre de 1939. Falleció en Tafalla en 1951.

Francisco María de Borbón y de la Torre ( Madrid 1882-1952), era hijo del Teniente General Francisco María de Borbón y Castellví. En 1895 ingresó en la Academia de Infantería y tras pasar por diversos destinos militares ingresó en el Regimiento inmemorial del Rey. El 21 de agosto de 1907 contrajo matrimonio con Enriqueta Isabel de Borbón y Parade, por lo que se convirtió en IV Duque de Sevilla consorte. En enero de 1908 fue nombrado gentilhombre de cámara del Rey, del que era primo. En 1909 se trasladó con su Regimiento a Melilla, entró en combate durante el mes de agosto en las faldas del monte Gurugú, destacando el 24 de septiembre en la ocupación de Nador. Por estos hechos le fue otorgada la Cruz del Mérito Militar de 1ª clase.

En agosto de 1919, por Real Orden, en su denominación oficial debe figurar el título de duque de Sevilla con Grandeza de España, llevando anexo el de gentilhombre de cámara. También se le concedió la Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo. En mayo de 1922 ascendió a teniente coronel. Cuando se proclamó la República prestó juramento de fidelidad. Sin embargo, fue destituido de inmediato y declarado disponible forzoso, siendo destinado en junio de 1931 a la Caja de Recluta nº 6. El 10 de agosto de 1932 participó en el levantamiento del general José Sanjurjo, siendo detenido y encarcelado en Guadalajara, después fue deportado a Villa Cisneros. En febrero de 1933 ingresó en los calabozos de la Dirección General de Seguridad de Madrid y después en los de la prisión de Guadalajara, hasta que fue decretada la amnistía de 1934.

Desde el primer momento de la conspiración militar de 1936 estuvo en contacto con el general Emilio Mola Vidal. Por razones de Estado no se le permitió regresar a España cuando estalló la Guerra Civil, aunque pudo hacerlo el 1 de octubre de 1936. Estuvo al mando del Regimiento Pavía nº 7 y de la Comandancia Militar del Campo de Gibraltar. Conquistó Marbella el 17 de enero de 1937, y sus tropas fueron las primeras en entrar en Málaga el 8 de febrero, donde se hizo cargo brevemente del Gobierno militar. En 1938 ascendió a general de brigada. Mandó el IV Cuerpo de Ejército que, desde febrero de 1939, se denominó Cuerpo de Ejército de Córdoba, en el que terminó la guerra , pasando a continuación a mandar la 11ª División.

En febrero de 1940 fue nombrado gobernador militar de Madrid estando al mismo tiempo al frente de su División. El 4 de junio de 1940 fue designado por Franco miembro del Tribunal especial de la masonería y el comunismo. En ese momento era general de Brigada. En enero de 1941 fue ascendido al empleo de general de división. En febrero de 1943, fue nombrado procurador en Cortes. Durante este año y los dos siguientes ejerció la jefatura provisional de la 1ª Región Militar y estuvo también al frente de la 11ª División. En febrero de 1946, ascendió a teniente general, siendo nombrado Capitán General de la 7ª Región Militar y comandante del Cuerpo de Ejército de Castilla hasta junio de 1946. Falleció en Madrid el 6 de diciembre de 1952. (7)

Juan Granell Pascual ( Burriana, 1902- Madrid 1962 ) Ingeniero mecánico electricista. Fue uno de los principales dirigentes del carlismo en el País Valenciano. En Castellón presidió el Comité provincial de la Comunión Tradicionalista. En las elecciones de 1933 fue elegido diputado tradicionalista por la provincia de Castellón en la Unión de Derechas. Durante la guerra civil española, apoyó al bando sublevado. Por el Decreto de 4 de junio de 1940 fue designado miembro del Tribunal especial para la represión de la masonería y el comunismo. Su designación fue por su condición de " Jerarca " de la Falange Española Tradicionalista y de las JONS. Ese mismo año fue nombrado, también, gobernador civil de Vizcaya y jefe local provincial del movimiento en sustitución de Jose María Oriol. Más adelante fue nombrado jefe de prensa del ayuntamiento de Valencia, Subsecretario del Ministerio de Industria y Energía en 1943, y de Endesa en 1952. Fue procurador en Cortes desde 1943 a 1949. En 1950 se le concedió la Gran Cruz de la Orden de Cisneros. (8)

Antonio Luna García, durante la República, fue secretario del Registro Civil del distrito de Chamberí, en Madrid.En 1930 y 1931 estuvo pensionado por la Junta de Ampliación de Estudios y tuvo la oportunidad de conocer la vida judicial de diversos países europeos. (9 ) En 1935, bajo el seudónimo de Antonio Dávila, publicó en la Editorial Clandestina, el libro " Cartas a un amigo antifascista ", que dedicó a José Antonio Primo de Rivera. (10) Desde el 1 de septiembre de 1937 hasta el 13 de febrero de 1939, ocupó el cargo de Delegado Nacional de Justicia y Derecho de la FET y de las JONS. (11) En 1940, cuando se publicó la segunda edición de su libro Justica, ya había sido designado vocal letrado del TERMC. En el primer capítulo de esta edición realiza un detallado estudio sobre la Ley de 1 de marzo de 1940 para la represión de la masonería y el comunismo. Manifestando, también, su opinión sobre la Orden masónica y sus miembros.

El falangista Antonio Luna considera, desde un plano estrictamente jurídico, que la masonería es una actividad que la Ley debe castigar por su " mostruosidad intencional ", pero sobre todo por el daño que ha causado y puede causar a la Patria. Piensa que el Nuevo Estado es el gran baluarte de la civilización cristiana y que la masonería es la artillería ligera y la milicia combatiente que, en la vanguardia del judaísmo, combate esa civilización. Para Luna, la masonería es la gangrena venenosa que ha roído la médula y ha aniquilado todo el cuerpo de nuestro primer imperio. Cree que la masonería aspira a una Republica Masónica Universal y que según los proyectos publicados por Herriot, había de comenzar por la formación de los " Estados Unidos de Europa ", superestado del cual sería soberana la Asociación Masónica Internacional ( la A.M.I. ). (12) Finaliza sus reflexiones manifestando que " la masonería es la culpable de todos los males pasados, presentes y futuros de España " y advirtiendo de que si España fuera incapaz de " triturar los huesos a la Masonería ", la culpa no sería de ésta, sino de nuestra impotencia.

Isaías Sánchez Tejerina, nacio el 6 de junio de 1892, en un pueblo de la Tierra de Campos palentina llamado Villarramiel. Estudió el bachillerato en el colegio María Cristina de los padres Agustinos de El Escorial, se licenció en Derecho y se doctoró en la Universidad Central con una tesis que llevaba por título: " Delitos de simple omisión; delitos de comisión por omisión; delitos de omisión espiritual ". Según Javier Infante Miguel-Motta, profesor de Historia del Derecho de la Universidad de Salamanca, Isaías Sánchez Tejerina fue " un fanático inquisidor redivivo que evolucionó desde el rigor académico al más desmadrado fanatismo ". (13)

El 3 de abril de 1923 consiguió la Cátedra de Derecho penal en Oviedo, ciudad en la que permaneció hasta 1936. En octubre de 1934, en la solemne apertura del curso académico 1934-35, en la Universidad de Oviedo, Sánchez Tejerina leyó un discurso titulado " Los delitos religiosos en España " (14) Durante su disertación se centró en el estudio de la Inquisición española haciendo una enardecida defensa de la misma, manifestando que " quiza el restablecimiento temporal de la Inquisión " sería lo más eficaz ¿ En el siglo XX ?, se dirá; y en el XL si fuere necesaria: " Salux populi suprema lex " (15).

Sánchez Tejerina llegó a Salamanca en marzo de 1936 y en esta ciudad permaneció durante toda la guerra. Dió, desde el primer momento, todo su apoyo ideológico al Alzamiento Nacional. Antes de finalizar el verano de 1936, protagonizó una incendiaria intervención radiofónica, en la que reivindicaba una nueva Inquisición: " Para luchar contra los enemigos de hoy, masones, separatistas y marxistas, hace falta otra inquisición, y ya nos contentaríamos con que fuese en su fondo y en su forma parecida a aquella " (16). En noviembre de 1936 fue nombrado miembro de la Comisión "A" de depuración del profesorado universitario, siendo incorporado a esta Comisión depuradora Universitaria por Jose María Pemán. También fue nombrado, en el mismo mes, miembro de las Comisiones provinciales de Beneficencia e Incautación de Bienes. Según su expediente personal, por entonces, ya estaba afiliado a FET y de las JONS (17)

En 1937 publicó su libro-manual, titulado Derecho penal español. Parte general. Parte especial (18), donde se manifiesta, claramente, a favor de la pena de muerte ( recordemos que ésta había sido derogada por el Parlamento durante la Segunda República, en el Código Penal de 1932 ). A finales de 1938, en la Universidad de Salamanca, pronunció una conferencia en el " acto-lección en memoria del Mártir del Glorioso Movimiento Nacional, Jose Antonio Primo de Rivera. El 4 de junio de 1940 fue designado por Franco miembro del TERMC. Ese mismo año, en la solemne apertura del curso 1940-41 de la Universidad de Salamanca, Isaías Sánchez Tejerina tuvo el honor de pronunciar la " Oración Inaugural "(19). En su discurso abordó un problema que, en su opinión, no había sido estudiado aún y que merece la atención de los penalistas. Se trata del estudio técnico-jurídico-penal del Alzamiento Nacional. La tesis doctrinal que mantuvo Sánchez Tejerina es que " El Alzamiento Nacional Español, comenzó siendo un caso magnífico de legítima defensa ". Según su opinión, fueron los malos españoles " extranjerizantes, antipatriotas y masones " lo que a toda costa quisieron la lucha, y que planteada ésta, la defensa legítima justificó plenamente la reacción defensiva, dura y sangrienta de los primeros momentos " Según Juan Carlos Ferré Olivé, catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Huelva, " Isaías Sánchez Tejerina no fue un oportunista sino un convencido. Fue un reaccionario consecuente y patológico con evidentes rasgos de fanatismo incontrolado. Sus estrambóticas tesis fueron de utilidad para consolidar el sistema penal autoritario " (20)

Como decíamos al comienzo de este artículo, se cumplen hoy 80 años de la creación del TERMC. Para Juan Carlos Ferré Olivé " Este Tribunal, de aplicación retroactiva, complementó a los tribunales castrenses, contando con competencias para imponer auténticas penas privativas de libertad de muy larga duración. Se trataba de una reedición del Tribunal del Santo Oficio, fundamentalmente por sus procedimientos inquisitivos e ideología: no existía asistencia letrada, las actuaciones eran secretas, se podía condenar en rebeldía, en síntesis, no existían garantías de ninguna naturaleza ". En este marco jurídico, un sujeto podía ser imputado por los mismos hechos ante varios de estos tribunales, violándose el principio fundamental " non bis in idem " (21 ). El hispanista Paul Preston calificó al TERMC como " infame Tribunal " (22) y el doctor Eduardo Alfonso, que fue juzgado y condenado por el TERMC, nos describe así su juicio " se celebraba a puerta cerrada ( solos el tribunal y el acusado ) y no teníamos derecho a la defensa por medio de un abogado. En la más espantosa indefensión, humillados por los ataques de todos los componentes del tribunal, carentes la mayor parte de técnica de defensa jurídica y, por regla general, en un estado de ánimo deprimido, comparecíamos en un banquillo situado en medio de la sala, frente a los nuevos inquisidores ". (23). Relata el doctor Alfonso, que el presidente del TERMC le preguntó si se confesaba y comulgaba y que el fiscal, tras reprocharle no haberse retractado ni reconciliado con la Iglesia, pidió que se le condenase a dieciseis años de reclusión mayor (24)

El Decreto de 31 de marzo de 1941, firmado por Franco, modificó la composición del TERMC. Cesó como presidente Marcelino Ulibarri que fue sustituido por el Teniente General Andrés Saliquet Zumeta. También cesaron los letrados Isaías Sánchez Tejerina y Antonio Luna García. Permaneció como miembro Francisco María de Borbón y de la Torre ( que ya había ascendido a general de División ) . Marcelino Ulibarri pasó a ser vocal del Tribunal por su condición de consejero nacional de Falange Española Tradicionalista y de las JONS. Como vicepresidente del Tribunal fue designado el catedrático de Derecho Natural y Filosofía del Derecho, Wenceslao González Oliveros, que al mismo tiempo presidía el Tribunal Nacional de Responsabilidades Políticas. Como letrado se designó a Juan José Pradera Ortega y como secretario a Francisco Torregrosa Sastres.

A partir de 1941 comenzó el funcionamiento efectivo del TERMC, en mayo de ese año se constituyeron dos juzgados especiales que se encargaron del delito de masonería. En 1942 se constituyó un tercer juzgado que se encargó de los procesos por comunismo. Los jueces y fiscales adscritos al TERMC se desplazaban a distintas localidades para incoar los sumarios correspondientes. El TERMC se reunía tres veces a la semana, juzgándose apresuradamente 30 procesos por sesión. En 1963 se suprimió el Tribunal, y se creó el Tribunal de Orden Público ( Ley 154/1963 ) , también se formó una Comisión Liquidadora que funcionó hasta 1971 (25)

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

(1 , 3,22) Preston, Paul. " El holocausto español. Odio y exterminio en la Guerra Civil y después " (Tercera edición. Mayo 2013 ). (1) p. 635; (3) p.364;(22) p.363

(2) Mikelarena Peña, Fernando. " Estructura, cadena de mando y ejecutores de la represión de boina roja en Navarra en 1936 ". En historia contemporánea, nº 53. Lejona ( Vizcaya ) Universidad del País Vasco. 2016, (2) pp. 602-603. Fernando Mikelarena Peña es historiador y profesor del Campus de Huesca de la Universidad de Zaragoza. Premio Euskadi de Literatura 2016, modalidad de ensayo, por el libro " Sin piedad. Limpieza política en Navarra. 1936 ".

(4,5) Velasco Sánchea, José Tomás. " El archivo que perdía los papeles. El archivo de la guerra civil según el fondo documental de la Delegación Nacional de Servicios Documentales" Tesis doctoral 2017. Universidad de Salamanca (4) p.35; (5) p.42. También en Bahillo Redondo, Pablo. " Marcelino Ulibarri Eguílaz. El martillo de la masonería ". El Obrero. Defensor de los trabajadores. 2 de mayo 2020.

(6) Gonzalez Quintana, Antonio. Fuentes para el estudio de la represión franquista en el Archivo Histórico Nacional, Sección " Guerra Civil ". Espacio Tiempo y Forma. Serie V, Historia Contemporánea, (S.I.), nº. 7, ene.1994. ISSN 2340-1451. Disponible en : < http:// revistas. uned. es/index. php/ETF/article/view/2983>. Fecha de acceso: 29 abr.2020. ( doi:https://doi.org/10.5944/etfv.7.1994.2983. (6) p.20,21 y 22. . Antonio González Quintana es presidente de la Asociación de Archiveros Españoles en la Función Pública ( AEF) ).

(7) Blázquez Miguel, Juan. " Francisco María de Borbón y de la Torre. Diccionario Biográfico electrónico ( en red, http:// dbe.rah.es/ ). Los datos biográficos de Francisco María de Borbón y de la Torre están extractados y proceden, en su mayor parte, de la biografía que para la Real Academia de la Historia ha realizado el doctor y escritor Don Juan Blázquez Miguel.

(8) Paniagua, Javier y Piqueras J.A. " Diccionario Biográfico de Políticos Valencianos. 1810-2005 " Valencia. Instituto Alfons el Magnànim 2005. p.266. ISBN 9788495484802. También: " Wikipedia la Enciclopedia Libre " y la " Ficha del Congreso sobre Juan Granell Pascual ".

(9) Luna García, Antonio. " Justicia " (1940). Editorial Aguilar. Segunda edición. pp.28-29.

(10) Luna García, Antonio. " Cartas a un amigo antifascista " ( 1935 ). Editorial Clandestina. La segunda edición es de 1936, de la imprenta " La especial ". Barcelona.

(11) Lanero Táboas, Mónica. " Proyectos falangistas y política judicial ( 1937-1952 ) : dos modelos de organización judicial del Nuevo Estado ". En esta obra la doctora Lanero ha estudiado detalladamente este organismo de FET-JONS dedicado a la Justicia y al Derecho, y que manifestó su vocación orientadora de la política del nuevo régimen en estas materias. El Servicio Nacional de Justicia y Derecho de FET-JONS se crea en virtud del artículo 23 de los primeros Estatutos del partido unificado, permaneciendo como tal servicio o Delegación hasta que por Orden de 13 de abril de 1956 se transforma en Asesoría Jurídica del Movimiento, órgano en el que se centralizan los servicios jurídicos de las Delegaciones Nacionales a excepción de Sindicatos , Sección Femenina y Frente de Juventudes.

(12) Se refiere a Édouard Herriot (1872-1957 ), político radical-socialista francés que llegó a ser presidente del Consejo de ministros. En 1925 presentó en la Asamblea francesa un proyecto federal para Europa. Autor del libro, " Los Estados Unidos de Europa " ( 1931 ). También en Bahillo Redondo, Pablo. " Antonio Luna García y la masonería ". El Obrero. Defensor de los trabajadores. 16 de abril 2020.

(13,17) Infante Miguel-Motta J. " Por el imperio hacia Dios bajo el mando del Caudillo. Profesores de la Facultad de Derecho de Salamanca durante el primer franquismo " 2012, ISBN 978-84-9012-068-8 (13): pp.93-94; (17): pp.90-91.

(14) Los delitos religiosos en España. Discurso leído en la solemne apertura del Curso Académico de 1934-35 en la Universidad de Oviedo. Sánchez Tejerina, Isaías. Publicado por Oviedo. Imprenta viuda de Flórez 1934.

(15) Luis Martín, F. de (2017) " Como decíamos ayer " España en los discursos inaugurales de la Universidad de Salamanca durante la posguerra ( 1939-1945 ). Historia y Política, 37, 267-296. doi: https//doi.org/10 18042//hp. 37.10 ( pp. 284-285. También en Bahillo Redondo, Pablo. "El restablecimiento temporal de la Inquisición. Según Isaías Sánchez Tejerina ". El Obrero. Defensor de los trabajadores. 07. abril 2020.

(16) ( "Alocución leída ante el micrófono de la Emisora local por el catedrático de la Universidad señor Sánchez Tejerina. La antigua y la nueva Inquisición española ", ibidem, 1-IX-1936) Infante Miguel-Motta J. " Por el imperio hacia Dios bajo el mando del Caudillo: Profesores de la Facultad de Derecho de Salamanca durante el primer franquismo " ( p.90 )

(18) Sánchez Tejerina, Isaías. Derecho Penal Español. Parte General-Parte Especial (1937). Salamanca. Librería General La Facultad 1937. ( Hubo cinco ediciones. La última en Madrid. 1950)

(19,20,21) Ferré Olivé, Juan Carlos. " Universidad y Guerra Civil. Lección inaugural Curso Académico 2009-2010. Universidad de Huelva. ISBN 978-84-92679-34-8. (19) p.69;(20) pp.29-30.(21) p.16.

(23,34) Alfonso Hernán, Eduardo. " La masonería española en presidio " Edidicones Librería Argentina. IBSN nº. 978-84-9950-000-3. (23) p.64; (24) p. 65.

(25) PARES. Portal de Archivos Españoles. Ministerio de Cultura y Deporte. Gobierno de España Institución. Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo ( España ) y Jurisdicción Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo.

Es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valladolid. DEA en Farmacología por la Universidad de Valladolid. Médico. Actualmente Doctorando en Historia Contemporánea en la Universidad de Extremadura. Coautor junto con Victor Berástegui y Juan Antonio Sheppard del libro "Masonería. Todo lo que siempre has querido saber sobre esta Institución" ( Editatum ). 2019. Ha presidido la Gran Logia General de España y el Supremo Consejo de España.