HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Cuentos de amor de locura y de muerte. El decálogo del perfecto cuentista


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«Nosotros consideramos que el sentimiento del deber, profundamente arraigado en una naturaleza de hombre, es capaz de contener por tres horas el mar de demencia que lo está ahogando. Pero de tal heroísmo mental, la razón no se recobra» (El conductor del rápido)

Cuentos de amor de locura y de muerte, 1917, Horacio Quiroga

Lo voy a confesar: para mí, este es el autor y una de las obras más difícil de reseñar, porque se me escapa entre los dedos de la magia, la grandiosidad onírica y la multiplicidad de sus historias. Horacio Quiroga está considerado el máximo exponente del modernismo iberoamericano y sabe jugar con maestría con los miedos y terrores del alma humana. Todo es símbolo, las estaciones del año que aparecen solo concuerdan con las de los personajes cuando florece, culmina, decae y muere el amor (Una estación de amor, relato autobiográfico), porque de amor locura y muerte, así, sin coma, quedó también marcada la trágica existencia de Quiroga, uruguayo que vivió la mayor parte de su vida en una ciudad tan mágica como la Buenos Aires de principios del s. XX. Su vida está marcada por las pérdidas, los accidentes traumáticos que presenció y la depresión que, como a tantos otros escritores, le llevaría al suicido, a escenificar el cuento de su propia muerte.

Hay dos relatos que el propio autor decidió eliminar en la 3.ª edición (Los ojos sombríos y El perro rabioso), que aconsejo buscar, si bien con el resto de los que componen la obra vamos servidos. En su Decálogo del perfecto cuentista, ya nos avanza su técnica y propósito sintético: «No adjetives sin necesidad. Inútiles serán cuantas colas de color adhieras a un sustantivo débil. Si hallas el que es preciso, él solo tendrá un color incomparable», y así es. Las historias que enmarcan el libro solo están unidas entre sí por estos tres sustantivos, la magia de la naturaleza y lo sombrío del ser humano. Hay mucho de realismo mágico sobrenatural en la realidad disgregada de los cuentos y mucho “monte”, o selva, donde la violencia implícita vendrá de la mano de la naturaleza y del ser humano arrollador en continua lucha por una hegemonía que nunca se dará. La dicotomía entre civilización y barbarie nunca se resuelve, porque es parte de la misma condición humana. Algo que seguimos sin aprender y contra lo que pretendemos continuar venciendo sin haber entendido que la simbiosis con respeto es la clave de la victoria. Ahora, en un mundo de naturaleza rebelada, a pesar o a causa de los adelantos y la carrera hacia delante sin frenos que llevamos, la Tierra se levanta y nos azota para recordarnos que no somos los amos ni tenemos el control, que cada acción en contra de las normas naturales conlleva una reacción justa y no piadosa que nos empequeñece y asusta, aniquilando todo aquello levantado sin el respeto debido. El equilibrio entre las partes es la condición sine qua non para poder subsistir y nuestro compromiso con el lugar que habitamos debe ser firme y honesto si queremos que se cumpla el pacto con la naturaleza que se rige por sus leyes físicas y no por la lógica de las ansias nuestras.

Así que piensa, ¿tú qué te pides: el amor, la locura o la muerte?

Licenciada en Filología Hispánica (1984-89) y en Filología Alemana (2001-04) por la universidad de Salamanca, con diplomaturas en italiano y portugués. Vivió 10 años en Alemania, donde dio clases en la VHS (universidad popular) de Gütersloh, Renania del Norte-Westfalia, desde 1993 a 2000.

Posteriormente, ya en España, decide dedicarse a la traducción y corrección de libros y textos de diversa índole, labor que sigue ocupando a día de hoy.

Es miembro de la AEPE (Asociación Europea de Profesores de Español), de ASETRAD (Asociación Española de Traductores e Intérpretes) y otras entidades relacionadas con la traducción.

Asimismo, colabora como traductora honoraria para diversas ONG.

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider