Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Final de curso (casi) y exámenes finales: un año después…


Quién nos lo iba a decir cuando el año pasado los médicos daban palos de ciego para cortar las alas al bicho ese “covidiano” (¿masculino?, ¿femenino?, ¿neutro?), inoculando a los enfermos contagiados sustancias líquidas contra la malaria, el tifus, el tétanos y hasta la fiebre amarilla. Y ahora se sufren las secuelas de aquellos ensayos, algunos con más éxito que otros; había que intentarlo y se pusieron…¡¡manos a la obra!!

Parece que la vía se va despejando y se abre un panorama esperanzador y algo menos inquietante con la irrupción de toda la gama y la galería vacunológica. Nos hemos familiarizado con sus nombres, procedencia, dosis, reacción y efectos adversos, con el negacionismo y también con el “dale ya” ¡ponme la que tengas!

Nuestros estudiantes se fueron a sus casas antes de acabar el curso, a hacer los exámenes en remoto, a entregar sus trabajos en plataformas informáticas…ni celebraciones en el campus, ni fiesta de final de curso, ni graduación, ni ná de ná.

Bueno, casi, porque quisimos e intentamos dar esquinazo a los malos augurios que se atisbaban para el verano y ganarle la partida al virus; algo sí hicimos: excursiones, viajes más o menos largos por la península y las islas, alguna escapada al extranjero y…¡¡llegó Paco con las rebajas!! Soldes y Sales de final de temporada: vuelta a empezar como si de una cucaña se tratara, a hacer malabarismos y cabriolas con el oleaje que nos invadía hasta ahora que vamos por…¿la quinta? Con repuntes y picos…Pero ya prácticamente no se habla de esos temas; nos afanamos con denodada fruición en organizar planes de ocio, en reservar con inusitada virulencia itinerarios, trayectos, cruceros y aventuras: lo que se quedó en aguas de borrajas, toca cobrárselo; sentimos que nos han arrebatado nuestro tiempo y hay que recuperarlo: ¡¡volver a salir!! Alguien me dijo: ni que antes fuéramos Marco Polo. Y le asiste la razón.

Ahora bien, mientras pasa el tiempo, algunos lo sobrepasan y otros se quedan en el camino- es el propio devenir vital-, reflexiono sobre lo caduco y lo eventual de todo o de casi todo, hasta del recuerdo y la memoria que tanto elogió Manrique en las “coplas a la muerte de su padre”. Fugaz y frugal como un tentempié. Como un curso y otro más.

Nos aferramos a un resquicio por mínimo que sea para sobrevivir y rescatar la tan manida normalidad, la del año pasado, pero por muy paradójico que resulte, ya no es, ya no existe ni normal ni anormal: el pasado, pasó.

Cuestiones filosóficas al margen, los estudiantes han vuelto enmascarillados a las aulas, realizan sus exámenes finales para superar las asignaturas impartidas presencialmente y en remoto, y acaban sus “tefegés” y sus trabajos finales. Ha llegado. Un año más. Final de curso.

Y me consta que nos sentimos agotados, exhaustos (un adjetivo amortizado por los medios últimamente). Se ha acuñado la expresión “cansancio pandémico” y “fatiga de la pandemia” y analizo la polisemia de la preposición “de” tan escueta y tan mínima y tan intensa; sirve para expresar tiempo, modo, causa, origen, contenido…todo un compendio de valores y significados que cobran sentido a pesar de su pequeñez.

Es cierto que el nivel de hartura se acrecienta en esta primavera asténica. Me dirijo a tantos docentes que han peleado contra molinos de viento, han largado mandobles a duendes que crecían no se sabe muy bien de dónde, han esquivado a hechiceros que vendían pócimas mágicas, y al final, la profesión y la vocación se han impuesto en la marabunta del atosigamiento pandémico.

Estamos sin resuello y con poco fuelle, pero ya atisbamos nuevos planes y posibles mejoras para el próximo curso. Es nuestro quehacer, preparar un nuevo curso cuando a este le queda poco por finiquitar. En esto se devanan los sesos mientras vigilamos con parsimonia y calma y aburrimiento también, los exámenes finales.

Un último esfuerzo: algo más de aire y coger: inhalar ganas para llegar a la orilla a pesar de las fuerzas mermadas pero con la ilusión del deber cumplido. Lo vamos a lograr y así tiene que ser. Y mucho ánimo porque aún nos queda corregir, revisar y calificar.

Hace un año… y hoy ya es final de curso (casi).

Doctora en Ciencias de la Educación, Licenciada en Filología Hispánica y Diplomada en Filología francesa. Actualmente Profesora de Lengua Española en la Universidad Pontificia Comillas (Madrid) donde ha desarrollado distintas responsabilidades de gestión.

Ha impartido cursos de doctorado y Máster en Didáctica de Segundas Lenguas en la Escuela Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores de España y en universidades extranjeras, entre otras: Wharton College, en la School of Law de Seattle University, Université de Strasbourg, y desde 2002, es profesora invitada en la Copenhagen Bussiness School de Dinamarca, en el Tecnológico de Monterrey (México), en la UNAM de DF (México) y en la Universidad de Ginebra (Suiza). Forma parte del claustro de la Universidad de Maroua en Camerún.

Destacan entre sus publicaciones, Con eñe, Lengua y Cultura españolas; Cuadernos didácticos para el guión de cine (C.D.G.); En el aula de Lengua y Cultura; Idea y redacción: Taller de escritura, y ediciones críticas de diferentes obras literarias enfocadas a la enseñanza: La tesis de Nancy, El conde Lucanor, Romancero, Fuenteovejuna…

Asiste como ponente invitada a congresos internacionales, entre los que destaca el último celebrado en La Habana sobre Lingüística y Literatura. Ha participado en la Comisión para la Modernización del lenguaje jurídico del Ministerio de Justicia y en diferentes Jornadas de Innovación docente. Dicta conferencias y publica artículos sobre la interconexión lingüística en traducción.

Su investigación se centra en la metodología de la enseñanza del español (lenguaje para fines específicos) y análisis del discurso.

Actualmente coordina el proyecto de investigación Violencia y Magia en el cuento infantil y forma parte del programa Aglaya sobre la investigación en mitocrítica cultural.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider