Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Publicados en español los diarios de Carl Schmitt


  • Escrito por Alfredo Valenzuela
  • Publicado en Historalia

Los diarios del filósofo y jurista Carl Schmitt (1888-1985), cuya obra tiene tantos seguidores en la izquierda como en la derecha cuanto más alejados estén del centro político, se publican ahora en España, en la primera traducción íntegra del alemán a cualquier idioma.

Teórico de la revolución conservadora, crítico feroz del concepto liberal de la democracia, políticamente antisemita pero no racista -su esposa era eslava-, Schmitt fue exonerado de responsabilidades penales por los tribunales depuradores que juzgaron a los jerarcas nazis tras la Segunda Guerra Mundial pero, catedrático de Derecho, fue apartado de la vida académica y condenado al ostracismo civil por su implicación en el régimen nazi.

La editorial sevillana El Paseo acaba de publicar su dietario de los años posteriores a su cautiverio, un volumen de más de 600 páginas titulado "Glossarium. Anotaciones de 1947 hasta 1958".

La edición definitiva e íntegra del "Glossarium" en alemán es de 2015, que es la que ha vertido al español Fernando González Viñas.

Los de Schmitt no son propiamente unos diarios -el propio autor se declaró enemigo de este género literario, y a quienes lo cultivaban los menospreciaba como "peppystas", por discípulos de Samuel Pepys- sino una especie de dietario intelectual, de cuaderno de notas, de prontuario de ideas propias y ajenas, de reflexiones y comentarios a vuelapluma, páginas que lo mismo reúnen citas ajenas que poemas propios.

Schmitt vivió entre 1888 y 1985, y del periodo de estos diarios, de 1947 y 1958, los primeros cinco años tuvo que vivirlos alejado de su biblioteca, que tras la guerra le fue temporalmente confiscada, del mismo modo que fue desposeído de su vivienda y hubo de refugiarse en casa de su hermana, sumido en la indigencia.

De ahí el resentimiento y la ironía, a veces amarga, siempre punzante, de estas páginas cuando menciona su situación o ve a responsables nazis de segunda línea que han prosperado, también con cargos públicos, en la entonces naciente democracia alemana.

Ese tono se torna feroz cuando se refiere al Premio Nobel, que atribuye a la mala conciencia de un fabricante de explosivos, a Thomas Mann, al que desprecia como escritor y como intelectual, y en algunas alusiones secretas a Ernst Jünger, a quien en los años anteriores a la guerra unió una estrecha amistad, que se fue diluyendo con el devenir de la historia.

Un ejemplo: Un día de primavera de 1948 recuerda que Jünger dijo de él que "es, de todos los espíritus que conocí, aquel que mejor sabe enunciar una definición", a lo que Schmitt replica a renglón seguido: "No sé si, como doctor en ciencias, me entiende por completo".

A propósito de un escrito en el que Jünger menciona "una corona", Schmitt abre paréntesis y anota: Muy importante y correcta la mención de la corona y, con ello, de la legitimidad; una verdadera intuición de las sugerencias que yo les hice a (Francisco Javier) Conde y Franco: hagan ustedes una corona" -esa anotación también es de 1948-.

Schmitt era un gran conocido en España desde los tiempos de la república, pues ofreció conferencias en los años treinta y sus obras eran tempranamente traducidas, como es el caso de su "Teoría de la constitución", traducida por Enrique Tierno Galván.

Durante el franquismo España se convirtió en un refugio intelectual y ambiental, y tuvo excelentes relaciones y amplia correspondencia con Álvaro d'Ors, el propio Tierno Galván, Luis Díez del Corral o con Manuel Fraga, entre otros, además de que su hija, Ánima Schmitt, se casó con el profesor Alfonso Otero Varela.

En diciembre de ese mismo año 1948 anotó Schmitt: "Los lameculos de Occidente describen a los lameculos de Oriente como bárbaros e inhumanos. Quien lame el culo se siente civilizadamente superior a quien lame los calzoncillos. En conjunto, eso se llama, sin paños calientes, liberación".

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider