Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El español que descubrió la Antártida


Gabriel de Castilla descubrió la Antártida en 1603. Su vida ha sido un misterio hasta que Felipe Debasa rescató de un archivo un documento de 900 páginas que había permanecido oculto por 400 años.

Felipe Debasa, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos y director de la Cátedra de Estudios Chinos CEF-UDIMA; investiga desde hace tiempo lo concerniente a la política del presidente chino Xi Jinping de la Nueva Ruta de la Seda. Profundizando en las históricas del comercio entre China y España llegó al personaje Gabriel de Castilla, navegante castellano al servicio de la monarquía hispánica.

Gabriel nace en Palencia hacia 1570, es desciende del rey Pedro I el cruel, y mantiene en el histórico apellido Castilla la pertenencia al linaje de una dinastía real. Con 20 años parte para América acompañando a su pariente Luis de Velasco y Castilla al ser designado virrey de la Nueva España. Así se forja Gabriel de Castilla en los menesteres relacionados con las Indias.

Posteriormente Luis de Velasco será designado en 1596 en una suerte de ascenso, virrey del Perú. Gabriel de Castilla le acompaña de nuevo y es nombrado almirante de la Real Armada. Los años siguientes transcurrirían con los encargos de transportar el tesoro real y defender las costas de piratas holandeses e ingleses, especialmente la zona del estrecho de Magallanes. Será en 1603, en su último viaje dirigiendo la Armada Real, cuando el azar haría que descubriera la Antártida.

Otras referencias históricas han pretendido poner la gesta de Gabriel de Castilla en manos de los holandeses, pero Debasa explica cómo se produjo ese error histórico fortaleciendo la tesis de que los españoles fueron los primeros en avistar el continente helado. La gloria de aquel viaje no debería ser olvidada, pero el marketing de la historia en manos de los ingleses ha querido considerar que el descubridor de la Antártida es James Cook, 170 años después. Este marketing es el que ha borrado nombres como el mar de Hoces para convertirlo en paso de Drake y no permite encontrar en la Antártida referencias españolas como Gabriel de Castilla o San Telmo. Josefina Castellví, primera mujer directora de una base en la Antártida, la Juan Carlos I de España, recuerda cómo el continente esta plagado con topónimos referentes a cazadores de focas o cazadores de ballenas como Wedell, Powell o Palmer.

Este libro editado por Silex pretende empoderar a un personaje importante de la historia de España y rescatar su pasado para la memoria colectiva. El libro incluye una trascripción interpretativa del documento rescatado por Debasa que ha venido en llamarse, El Memorial de Gabriel de Castilla.