HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

La Comunidad de Madrid lleva 30 años incumpliendo su propia ley de protección de la fauna y flora silvestres


  • Escrito por Felipe Martínez García
  • Publicado en Planeta
(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)
Vella pseudocytisus subsp pseudocytisus está clasificada como de interés especial en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Comunidad de Madrid. Felipe Martínez García, Author provided Vella pseudocytisus subsp pseudocytisus está clasificada como de interés especial en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Comunidad de Madrid. Felipe Martínez García, Author provided

El 26 de marzo de 1992 se publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid el Decreto 18/1992 por el que se aprobó el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CREA), es decir, el listado de especies protegidas legalmente por esta comunidad autónoma.

La lista consta de 95 especies vegetales distribuidas en 4 categorías, que ordenadas de mayor a menor grado de protección se distribuyen de la siguiente manera: 4 especies En Peligro de Extinción, 28 Sensibles a la Alteración de su Hábitat, 37 Vulnerables y otras 26 de Interés Especial.

Desde poco tiempo después de su publicación y hasta hoy muchos botánicos han reclamado su revisión y actualización a la luz de los nuevos conocimientos que en estos 30 años se han ido generando por parte de la comunidad científica (recogidos en listas rojas, el proyecto Flora ibérica, tesis doctorales, etc.).

Flores rosadas en primer plano.

La adelfilla o epilobio (Epilobium angustifolium) está clasificada como vulnerable en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Comunidad de Madrid. Felipe Martínez García, Author provided

Especies que faltan y especies que sobran

Tras la revisión que hemos realizado de las especies vegetales del CREA, podemos constatar que:

  • De la gran mayoría de las especies presentes en el catálogo carecemos de datos básicos imprescindibles para evaluar si se encuentran en un estado de conservación favorable o no. Desconocemos dónde se encuentran (su área de distribución), cuántos individuos componen las poblaciones y su tendencia (datos demográficos) y el estado de conservación de sus hábitats.

  • La información disponible de al menos el 85 % de los taxones está obsoleta. La última referencia de 45 especies (el 47 % del CREA) es anterior al año 2000, para 35 (el 37 %) se sitúa entre el 2010 y el 2000 y de dos más no tenemos constancia de que estén en la Comunidad de Madrid. En definitiva, solo tenemos información reciente (posterior al 2010) del 13 % de las especies.

Antigüedad de las últimas referencias de las especies del CREA. Felipe Martínez García, Author provided

Con toda esta información se constata que habría que descatalogar al menos 8 especies y que deberían estar protegidas un número no inferior a 10, actualmente no incluidas en el catálogo.

La grasilla de flores grandes, violeta de agua, tiraña o flor de las fuentes (Pinguicula grandiflora) es una planta insectívora considerada en el CREA como vulnerable. Felipe Martínez García, Author provided

La Administración incumple su propia ley

La Ley 2/1991, de 14 de febrero, para la Protección y Regulación de la Fauna y Flora Silvestres en la Comunidad de Madrid en su Artículo 9 y Disposición Final Segunda establece que la Administración autonómica responsable debe elaborar un plan de gestión para cada especie incluida en el CREA en un plazo máximo de 2 años.

A día de hoy, 30 años después de vigencia del catálogo, no se ha aprobado ninguno de estos planes. Esto supone un flagrante y continuado incumplimiento de la ley por parte de las sucesivas Administraciones.

Por tanto, como conclusiones, podemos afirmar que:

  • El CREA de la Comunidad de Madrid está obsoleto y por tanto requiere una revisión en profundidad.

  • No están protegidas todas las especies que lo necesitan y otras deben ser excluidas.

  • Desde 1994 las sucesivas Administraciones responsables no cumplen la ley, ya que no se han elaborado los planes de gestión preceptivos.

  • Se invierte poco o nada en el conocimiento de las especies de flora protegidas.

  • Sería deseable la actualización del catálogo autonómico y también la armonización de las categorías de acuerdo con las establecidas en la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad actualmente en vigor.The Conversation

Felipe Martínez García, Profesor de Biología de la Conservación y Gestión de Especies Protegidas, Universidad Politécnica de Madrid (UPM)

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider