HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Caravana Abriendo Fronteras: la Fraternidad sobre ruedas


(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

Por octavo año consecutivo y sin que la pandemia que asoló durante casi un año al mundo fuera capaz de detenerles, Caravana Abriendo Fronteras inicia hoy, 23 de junio, su cita anual con la defensa de la justicia, la dignidad y los derechos humanos. Este año adelantando la fecha para estar presentes en la conmemoración de una de las mayores tragedias contra seres indefensos que hemos vivido en la frontera de España con Marruecos.

Caravana Abriendo Fronteras está integrada por personas de diferentes edades, precedencias, ocupaciones… unidas por un profundo sentido de fraternidad para con la humanidad, un afán de justicia y exigencia en el cumplimiento de los derechos humanos y su universalización, y con un marcado carácter feminista. Su andadura comenzó en el año 2016 con la que se mal denominó “crisis de los refugiados”: un grupo de personas, convencida que la crisis no era de seres humanos sino de derechos, decidió unir su voz para exigir de los gobiernos políticas más humanas y justas, ajustadas al derecho internacional y al respeto a la vida y a la Declaración Universal de los DDHH bajo la consigna que resume en una sola frase la realidad con la que nos desayunamos día sí y día también “ Las fronteras matan”.

Este año, Caravana Abriendo Fronteras recorrerá la frontera sur con una primera parada el mismo día 24 en Melilla recordando aquellos luctuosos hechos que levantaron y levantan la indignación y el rechazo de las que no quieren sentirse complices mediante la indiferencia.

A pesar de que a fecha de hoy, y después del año transcurrido aún no se ha nombrado comisión alguna de investigación, los hechos, contrarios a lo determinado por el Ministerio público que decidió archivar el caso y en contra de la Fiscalía que decidió no seguir investigando parecen demostrar que varias de las personas que cayeron muertas en la huida lo hicieron en territorio español, mientras sigue sin conocerse el número exacto de muertes. Esta, por si misma, debería ser razón suficiente, en un país democrático y de Derecho, para esclarecer qué ocurrió y depurar responsabilidades. Una investigación del Defensor del Pueblo señaló las numerosas irregularidades cometidas por las autoridades españolas.

Más de cuarenta personas y más de setenta desaparecidos fue el balance de una noche de sangre y terror. Nos preguntamos si los acuerdos con el país vecino pasan también por la colaboración contra las personas que, en un río incansable, buscan el futuro que en sus lugares de origen les es negado. Porque parece también demostrado que aquella fatídica noche se volvieron a practicar devoluciones en caliente, traslado de cadáveres y todo tipo de prácticas irregulares.

Un grito contra las políticas racistas, antihumanas, que sistemáticamente violan acuerdos internacionales de protección a personas que buscan refugio y protección en terceros países permanece en el aire durante todo el año saliendo a la calle Los primeros días de julio de cada año desde el 2016.

Caravana Abriendo Fronteras es la única organización en España que recorre incansable cual peregrina en busca de justicia, diferentes territorios dentro y fuera de España. Aunando voluntades, agrupando voces que se niegan a ser cómplices mediante el silencio de estos crímenes imparables contra seres humanos indefensos y cuyo mayor y único delito es aspirar a una vida mejor que la que el destino les depara. Gentes procedentes de muy diferentes lugares de España, con el corazón palpitando de solidaridad y el puño cerrado por la rabia y la impotencia. Entre 1993 y 2023, cincuenta y dos mil setecientas sesenta personas han encontrado la muerte en su tránsito hacia Europa debido a las políticas antiinmigratorias y violación de los derechos humanos relativos al derecho a migrar.

Este año, el punto de arranque será el Parlamento, dónde a las 12 del mediodía han convocado una concentración exigiendo el esclarecimiento de aquellos hechos, que no son sino un peldaño más de esta escalera interminable de injusticia e hipocresía. Exigiendo un cambio radical de una política basada en la violencia que solo produce desolación, muerte y dolor por otra que asegure condiciones dignas de acogida y protección, fraternidad, respeto a los derechos humanos y todo su desarrollo posterior, que garantice la vida sobre la muerte. Lo que hay que garantizar no es impedir la salida sino facilitar la entrada desarrollando políticas dignas de acogida. El elevado porcentaje de personas “sin papeles”, que han conseguido salvar la vida y llegar hasta Occidente y que desempeñan trabajos imprescindibles obliga por si mismo a implementar dichas políticas y dejar de fomentar la hipocresía social en la que nos movemos.

Después, y ya de vuelta a España, entroncarán con nuestra propia Memoria aunando nuestro propio pasado republicano de persecución y huida, concretado en La Desbandá, con el presente vivido por las miles de personas qué huyen y buscan un lugar más amable dónde vivir.

Después vendrán Almería, Valencia, Sagunto para terminar en Burriana. Denuncia de los CIES y las concertinas, mesas redondas, ruedas de prensa, concentraciones y manifestaciones, comunicados e invitaciones a unirse en un grito común de esperanza y vida conforman un apretado programa de denuncias y reivindicaciones. Porque están convencidas de que un mundo mejor para todas es posible si todas lo queremos.

 

Luz Modroño es doctora en psicóloga y profesora de Historia en Secundaria. Pero es, sobre todo, feminista y activista social. Desde la presidencia del Centro Unesco Madrid y antes miembro de diversas organizaciones feministas, de Derechos Humanos y ecologistas (Amigos de la Tierras, Greenpeace) se ha posicionado siempre al lado de los y las que sufren, son perseguidos o víctimas de un mundo tremendamente injusto que no logra universalizar los derechos humanos. Y considera que mientras esto no sea así, no dejarán de ser privilegios. Es ésta una máxima que, tanto desde su actividad profesional como vital, ha marcado su manera de estar en el mundo.