HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

La Primrose League: el conservadurismo a la conquista del pueblo


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

La Primrose League fue una organización fundada en 1883 con el fin del difundir el conservadurismo entre el pueblo británico, en pleno proceso de democratización del sistema político en el Reino Unido, ante la necesidad de contar con un nuevo electorado.

El nombre surgió por vinculación con Disraeli, sin lugar a dudas el conservador más reformista de toda la era victoriana. Disraeli había fallecido en 1881, y al parecer, la reina Victoria envió a su funeral una corona de prímulas en su honor, por ser sus favoritas.

La organización fue creada por un grupo de políticos conservadores liderados por lord Randolph Churchill en el Carlton Club. Allí estaban, entre otros, sir Henry Drummond Wolff, sir John Gorst, Percy Mitford, el coronel Fred Burnaby, etc.. El alma del grupo era, sin lugar a dudas, Wolff, que redactó los estatutos iniciales. Al parecer, este diplomático y político del Partido Conservador se había fijado en cómo funcionaban las sociedades de beneficencia con insignias, condecoraciones, y rituales, algo que se incorporaría a la nueva asociación. Había que conectar con las clases trabajadoras, ahora que podían votar, con el fin de que no se acercasen al Partido Liberal, que contaba con candidatos obreros, los lib-lab.

Tenía un lema: “Imperium et Libertas”, y su monograma incluía las letras PL, con prímulas, aunque luego se diseñarían otras, eso sí, siempre con la flor como protagonista.

La Liga era defensora de los principios conservadores: el sostenimiento de la Iglesia anglicana como eje de la educación, el mantenimiento de la unidad con Irlanda, la expansión e importancia del Imperio Británico, la lealtad a la Corona, la defensa de la Cámara de los Lores, y de la propiedad privada.

También participaban las mujeres, aunque luego crearon una Rama de Damas con un Gran Consejo propios, siendo Lady Borthwick la principal figura de este proceso, junto con otras damas como la propia esposa de Randolph Churchill.

La dirección del Partido Conservador terminó por aceptar la Liga, antes siempre reacia a crear organizaciones de masas, ya que no eran necesarias y hasta podrían ser peligrosas para sus intereses, pero los nuevos tiempos electorales y políticos hacían necesario actualizarse.

La Liga fue muy activa, organizando muchas actividades, excursiones en ferrocarril, planteando todo tipo de eventos en sus locales, repartidos por toda la geografía, como tes, conciertos, fiestas y picnics, formando verdaderas redes locales.

Por otro lado, como las cuotas no eran muy elevadas (eso sí, había una escala en relación con la membresía, ya que había miembros de pleno derecho, es decir, caballeros y damas, que pagaban media corona, y miembros asociados que cotizaban muy poco, y que refleja, en cierta medida, el respecto jerárquico social del conservadurismo) se facilitó la afiliación, incluyendo a trabajadores, mujeres, niños y católicos. Al parecer, en 1891 llegó a contar con un millón de miembros, una cifra muy importante. Winston Churchill afirmó en la biografía de su padre, publicada en 1906, que contaba con ese número de miembros, decididos a defender la causa de los tories. En todo caso, a medida que avanzó el siglo XX fue decayendo su membresía, porque, además, se fueron creando otras ligas y organizaciones, aunque en vísperas de la Segunda Guerra Mundial todavía pudo llenar el Royal Albert Hall. La Liga siguió existiendo, y llegó a celebrar su centenario en 1983. Se disolvió a finales de 2004.

En todo caso, el objetivo para el que se creó la Liga, es decir, acercar el ideario conservador a las clases trabajadoras, se cumplió en sus primeras etapas, como lo atestiguan los éxitos electorales de los tories en la transición entre los siglos XIX y el XX.

Existe una monografía clásica sobre la Liga, de Janet Robb, The Primrose League. 1883-1906, publicada en New York en 1942. Más fácil puede ser consultar el Oxford Dictionary of National Biography, o el libro de Anthony Seldon y Peter Snowson, The Conservative Party, 2004.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Europa en su cenit
El republicanismo en España
El Antiguo Régimen. Sus estructuras sociales, económicas y políticas
El tiempo de las Revoluciones. De 1820 a 1848
Historia del socialismo español
La España del Siglo XVIII. Luces y sombras del reinado de los borbones
Del abrazo de Vergara al Bando de Guerra de Franco
Episodios que cambiaron la Historia de España

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider