Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Eduardo Montagut

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Pablo Iglesias frente a la táctica comunista

Terminado el Congreso extraordinario de abril de 1921 del PSOE en el que se tomó la decisión definitiva de no ingresar en la Internacional Comunista, después de un largo y complejo debate, iniciado a finales de 1919, Pablo Iglesias publicó un artículo en julio de 1921, en plena primera página y remarcado, de El Socialista con el título “Contra la verdad” en el criticaba la táctica comunista, defendía la Revolución y República rusas y, sobre todo defendía a los socialismos español e internacional de las acusaciones que recibían de los comunistas. Nuestra pieza versa sobre este artículo, que este año cumplirá cien años.

Mujeres en el París de la Revolución, a propósito de Soboul

El gran historiador Albert Soboul tiene un trabajo, recogido en su libro, Comprender la Revolución francesa (nosotros hemos trabajado con la edición española en Crítica, 1983), que se titula "Mujeres militantes de las Secciones Parisinas (año II)", donde estudia no la lucha por la igualdad entre el hombre y la mujer, sino la participación de las mujeres en el movimiento general de la Revolución. No trata de las mujeres más famosas como Olimpia de Gouges o madame Roland, entre otras, sino de las mujeres que desarrollaron una intensa actividad militante en las organizaciones de base, en las asambleas generales de sección, en las sociedades populares y en las manifestaciones de masas.

Los socialistas argentinos ante la Tercera Internacional

También los socialistas argentinos debatieron sobre el ingreso en la Tercera Internacional, ahora hace cien años, en un Congreso extraordinario celebrado en enero de 1921 en la ciudad de Bahía Blanca, y como informó para El Socialista José Calatayud desde Montevideo, quien afirmó que no descartaba la posibilidad de una escisión. En todo caso, la escisión que vivió el Partido sería en 1927 con la creación del Partido Socialista Independiente, pero en clave interna, y en relación con las alianzas políticas con fuerzas conservadoras para oponerse al presidente Hipólito Yrigoyen, y no por el asunto que aquí nos ocupa. Por otro lado, el Partido Comunista de Argentina nació antes de esta discusión sobre la Tercera Internacional, en enero de 1918, aunque, ciertamente, como escisión de los socialistas, para adherirse a la Revolución, y después ser fiel a la Internacional Comunista. Al principio se denominó Partido Socialista Internacional.

La misión socialista en las Diputaciones Provinciales por los huérfanos

“Hijos de los desdichados”

Ya es muy conocido de la bibliografía el interés de los socialistas, en general, y de los españoles, en particular, por la actividad política en los municipios, que puede hacerse extensible claramente a la de las Diputaciones provinciales, porque suponían instituciones cercanas a la gente donde poder cambiar aspectos concretos a favor de las clases populares. En la primavera de 1921, Cayetano Redondo, al que hemos dedicado atención en distintos trabajos, realizó un alegato en las páginas de El Socialista para provocar la indignación obrera a favor de los niños de asilos e inclusas, cuya atención era competencia de las mismas. Redondo tendría, posteriormente, responsabilidades municipales y provinciales, además de en las Cortes.

Eugène Buret y la miseria

Eugène Buret (1810-1842) ha pasado a la historia por su obra de 1840, La misère des classes laborieuses en France et en Angleterre ( Sobre la miseria de las clases trabajadoras en Inglaterra y Francia: sobre la naturaleza de la miseria, su existencia, sus efectos, sus causas y la insuficiencia de los remedios que hasta ahora se le han opuesto, con la medios específicos para liberar a las sociedades de él), que supone una investigación fundamental sobre el tema del pauperismo en la Revolución Industrial, citada por Proudhon y Marx, y antes de la publicación, unos pocos años después, de la obra de Engels sobre la situación de la clase trabajadora en Inglaterra (1845). En todo caso, debemos recordar que en la época de la Monarquía de Luis Felipe de Orleáns se desató una verdadera fiebre publicadora de estudios y trabajos sobre el pauperismo, siendo muchos de inspiración cristiana, tratando de alertar al poder político y también al económico sobre los peligros para el orden que suponía la pobreza que se estaba generando.

Pau Padró i Cañellas

Pau Padró i Cañellas (1891-1950) fue un sindicalista y político, natural de El Vendrell, muy vinculado al sindicalismo agrario y que llegaría a tener responsabilidades políticas en la Generalitat.

Concepción Arenal por Matilde Muñoz

La escritora Matilde Muñoz (1895-1954) desarrolló una intensa carrera en la prensa, especialmente en El Imparcial, y en otras publicaciones. Al terminar la guerra, como se le impidió escribir, se marchó a La Habana. Pues bien, nos ha dejado una breve semblanza de Concepción Arenal en la revista Mujer, que comentamos, brevemente, en este artículo, añadiendo un trabajo más a la dedicación que se está dando en El Obrero a esta protagonista de la Historia.

Sarro Magallan

Sarro Magallan fue el pseudónimo de Antoni Marsal i Anglora, un maquinista catalán que, al parecer, tuvo un taller de máquinas de coser hacia 1866 en Barcelona, un hombre con formación, que hablaba idiomas.

Henri Demont y el pacifismo en la Casa del Pueblo de Madrid en 1933

Henri Demont (1877-1959) fue un fundamental pacifista francés. Ya lo era antes de la Gran Guerra, pero el conflicto intensificó sus ideas. Después de la misma crearía la Unión para reprimir la guerra, en el año 1921. Su idea era crear una verdadera liga o sociedad de naciones que terminara claramente con la guerra, creando como una Constitución internacional. Demont se dedicó a viajar intensamente por el mundo para difundir sus ideas, con más de quinientas conferencias entre 1922 y 1939, además de impulsar comisiones, organizaciones, etc. El contexto de esta labor enmarca la visita que realizó a España, y la conferencia que ofreció en la Casa del Pueblo de Madrid, a comienzos del año 1933, objeto de estudio de esta pieza. También daría una conferencia en el Ateneo.

Los españoles de Dunkerque

En enero de 1945, El Socialista publicó un reportaje sobre cómo escaparon de Dunkerque unos españoles de las Compañías de Trabajadores. El periódico tuvo durante un tiempo una sección titulada “Nuestros reportajes”, que supone un material poco conocido sobre las peripecias de los españoles en la Segunda Guerra Mundial, en combates y en campos de concentración, con el que estamos trabajando. Estos reportajes tienen un valor humano evidente, como el que aquí resumimos.

Una reflexión sobre la mujer en el socialismo español a fines de 1932

En distintos trabajos en este medio de El Obrero hemos ido tratando sobre la cuestión de la emancipación de la mujer en el seno del socialismo europeo y español durante las primeras décadas del siglo XX, un asunto con muchas facetas, algunas contradicciones y complejidades. La cuestión del voto era una de las principales, como la de aunar la emancipación de la mujer con la de la clase obrera, o la atracción de la mujer a las organizaciones sindicales y políticas. En este artículo regresamos a estos asuntos a propósito de un extenso artículo, publicado en El Socialista a mediados de diciembre de 1932, ya reconocido el derecho al sufragio femenino, y donde se reflexiona sobre todos estos asuntos que hemos planteado.

El PSOE es legal, …siempre lo había sido

Efectivamente, “El PSOE es legal” así titulaba El Socialista en su número de 15 de febrero de 1977, su editorial, cuando los partidos políticos fueron legalizados, y con ellos el PSOE, a falta de la legalización del PCE en aquella famosa Semana Santa de ese mismo año. En realidad, el periódico recordaba a sus lectores que siempre lo había sido, porque se apelaba a su legitimidad, que había nacido en el año 1879 cuando fue fundado en Madrid. Es importante resaltar que el editorial se estaba realizando una reflexión entre legalidad y legitimidad.

Los intelectuales y el movimiento obrero según Léon Delsinne

La cuestión del papel de los intelectuales en el movimiento obrero es un verdadero clásico de los teóricos del socialismo, y de intensos debates en los partidos y sindicatos socialistas, incluyendo los españoles. En este trabajo nos acercamos a las ideas de Léon Delsinne, a través de un trabajo que el público español pudo leer en El Socialista a fines del año 1932. En el mismo se hace, además, un análisis de cómo se formaban los líderes en el movimiento obrero.

Felipe González en la Conferencia de los Partidos Socialistas del Sur europeo (1976)

En 1976 se celebró en París la Conferencia de los Partidos Socialistas del Sur de Europa para examinar las características comunes y la posibilidad de incrementar la coordinación y colaboración entre los mismos. Allí estuvieron representados los Partidos Socialistas de Francia, Italia, Portugal, Bélgica y el PSOE, además de asistir como observadores los socialistas de Luxemburgo, el PASOK griego, el SPD y Hans Janichek, como secretario de la Internacional Socialista. Este artículo gira en relación con la intervención de Felipe González. En uno siguiente nos detendremos en el informe presentado por el PSOE.

Exoristo Salmerón y la Tercera Internacional

Exoristo Salmerón y García (1877-1925) fue hijo de Nicolás Salmerón, caricaturista con el seudónimo de “Tito”, miembro de la Agrupación Socialista de Madrid desde 1915, y también de la redacción de El Socialista. Su obra se puede encontrar en casi todas las publicaciones socialistas. Fue partidario de la Tercera Internacional, abandonando el PSOE y abrazando la causa comunista, aunque también terminaría saliéndose del Partido Comunista.

Besteiro y la posición de los socialdemócratas alemanes en el inicio de la Gran Guerra

En un anterior artículo estudiamos la opinión de Antonio Fabra i Ribas, entre comprensiva y crítica, sobre la actitud emprendida por los socialistas franceses en el inicio de la Primera Guerra Mundial. Pues bien, Julián Besteiro, en un artículo publicado en Renovación, el órgano de las Juventudes Socialistas, ofreció su opinión sobre los socialdemócratas alemanes en el mismo momento del inicio del conflicto. En este caso no había nada de actitud comprensiva, y sí de crítica clara.

Fabra i Ribas ante la Tercera Internacional en la Agrupación Socialista Madrileña

En la asamblea extraordinaria de la Agrupación Socialista Madrileña, celebrada el 28 de marzo de 1921, para tratar sobre las conclusiones propuestas por el Comité de dicha Agrupación acerca del ingreso de la Tercera Internacional, intervino Antonio Fabra i Ribas. Este artículo repasa su postura, dentro de este esfuerzo que estamos realizando sobre un hecho capital en la historia del socialismo español y, en general, del movimiento obrero. La opinión de Fabra era contraria a la entrada en la Internacional Comunista. En su argumentación pesó mucho la actitud de los laboristas independientes.

Concepción Arenal por Consuelo Berges

La destacada intelectual y traductora Consuelo Berges (1899-1988) publicó en febrero de 1933 en la revista Cultura Integral y Femenina un artículo sobre Concepción Arenal.

Óscar Pérez Solís y la oficialidad democrática en 1921

Óscar Pérez Solís (1882-1951) fue un militar e ingeniero industrial en Artillería, con ideas republicanas que giró hacia el compromiso social, ingresando en la Agrupación Socialista de Valladolid en la primavera de 1910. Sería un asiduo colaborador de la prensa obrera, ya con el pseudónimo de Juan Salvador, en honor al soldado anarquista que le hizo abrazar el obrerismo, ya con su propio nombre. En 1912 dejaría la carrera militar para desarrollar una intensa vida en el socialismo. Partidario de la Tercera Internacional, terminaría en el PCE, visitando la URSS. Ingresaría en la cárcel en la Dictadura de Primo de Rivera. Por mediación del padre Gafo se convirtió al catolicismo, abrazando posturas reaccionarias y fascistas, llegando a estar cerca de la Falange, y participando en la guerra civil en el lado sublevado. Sin lugar a dudas, el itinerario ideológico de este personaje fue intenso, del republicanismo al fascismo pasando por el socialismo y el comunismo.

Cayetano Redondo y la Tercera Internacional

Continuamos planteando las distintas posturas de destacados socialistas en el intenso debate que suscitó la posible entrada del PSOE en la Tercera Internacional. En esta pieza nos acercamos a la opinión del segoviano Cayetano Redondo Aceña (1888-1940), que fue tipógrafo y periodista, llegó a ser diputado por su ciudad y alcalde de Madrid, siendo fusilado en las tapias del Cementerio de la Almudena.

Suscribirse a este RSS