HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Héroes de la cotidianidad


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Se hace camino al andar como decía Machado y se construye historia día a día, palabras de este humilde articulista, dedicadas al ciudadano de a pie, a los que hacen que este País, llamado España, funcione, desde sus ideas, trabajos y proyectos, son los que cariñosamente he bautizado como héroes de la cotidianidad, los que ganan con sus pérdidas y saben ser humildes con sus ganancias.

Son aquellos que saben y practican que nadie es imprescindible y que nada es indispensable, los que componen y recomponen la realidad y saben conciliar sus necesidades con el respeto a los demás, los que aceptan que hay momentos dulces y duros, y combaten con todas sus fuerzas a los que estafadores y mentirosos.

Ejercen de buenas personas que no les hace falta gritar ni ser maleducados para dirigir, y que no se venden al mejor postor por tener un sillón. Ni caen en la sumisión al servicio del jefe que les coloque en cada momento en la lista deseada.

El misterio de sus tránsitos y caminos por la vida, tenia un secreto que se encerraba en una palabra mágica, TRABAJAR. No entienden como puede haber gente que disfruten dejando tuertos a los demás, y si es posible ciegos, y se alegren y presumen de los amigos que alumbran mayores capacidades, cualidades y virtudes que él.

Celebraba con alegría y festividad, cuando algunos de sus conocidos obtenía algún galardón o le obsequiaban con un premio a su esfuerzo y trabajo, haciendo gala de su generosidad y pregonándolo a los cuatro vientos con placer y orgullo.

Desde su naturalidad se habían planteado apostar cada minuto de su vida por ayudar a que el mundo fuera mejor, a que fraguaran un espíritu de colaboración entre los humanos, a que la corrupción les provocaran vértigo y vómito, a dejar sin salida a los populismos y los autoritarismos.

Los héroes de la cotidianidad son los que hacen avanzar a sus países con pequeños gestos, los que saben generar ilusión y buscar el acuerdo y la concordia, y no se rinden, reivindicando sin matices, y saben aplicar la sensatez sin alucinar ni construir espacios de delirio.

Al ir poco a poco y paso a paso hacia adelante, nos damos cuenta que lo realmente vale la pena de nuestras vidas son nuestros proyectos, no lo que realmente tenemos. Son prudentes y saben que hay frases en el refranero popular y en el pensamiento filosófico lo que decía Fación, lo que lo hacen con exceso son “como los vasos vacíos, forman más ruido que los que están llenos”.

Si pasamos de las palabras a los hechos hay ocasiones que es para echarse a temblar, porque paso a paso y sin piedad, cada vez que gobierna la derecha en España, tienen una obsesión política y es la desmantelar ladrillo a ladrillo el edificio del Estado del Bienestar, que supone acabar con la cohesión social y cargándose los servicios públicos, y cuando nos vengamos a dar cuenta, lo que ha costado más de cuatro décadas de trabajo y esfuerzo, se nos queda, no en nada, sino en mucho menos. Mucho.

La pluralidad de los héroes de la realidad están en lucha permanente contra sombras hostiles y olvidos anuladores, de tal manera que muchas veces había estado muerto respirando y vivo sin apenas introducir aire en sus pulmones. La gente común y corriente, por encima de su credo, se encuentran rotos y destrozados y en demasiadas ocasiones se ven envueltos entre nieblas y tinieblas buscando una salida que no encuentran.