HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

La república olvidada


(Tiempo de lectura: 4 - 7 minutos)

- Reseña del libro La Primera República. Auge y destrucción de una experiencia democrática -

En este año 2023 se cumplen 150 años de la proclamación de la Primera República española, un periodo enmarcado dentro del Sexenio Democrático que significó la primera experiencia democrática en España. Si lo miramos con detenimiento, en la historia contemporánea de nuestro país, los periodos de libertades democráticas han sido escasos en comparación a los periodos de ausencia de las mismas o al establecimiento de dictaduras. En el siglo XIX tan solo entre los años 1868-1874 la soberanía popular y la participación del pueblo en la vida pública fue protagonista. Durante el siglo XX, habría que esperar a la proclamación de la Segunda República en 1931 que mantuvo su integridad democrática en todo el territorio hasta que fue violentada por un golpe de Estado en 1936. Luego ya habría que esperar a la muerte del dictador en 1975 para que se abriese un proceso que cristalizó en una democracia que aun se mantiene y rompe con esa maldición de interrumpirla con violencia militar y golpista (aunque tuvo un intento de hacerlo en 1981).

Como todo aniversario que se precie, ha sido objeto de algunos trabajos de interés, aunque quizá no en la cantidad que otras efemérides han tenido. En los últimos meses hemos visto que han salido a luz trabajos de enorme valor como el coordinado por el profesor Manuel Suárez Cortina titulado La Federal. La Primera República española (editorial Sílex) y que reúne a un conjunto de expertos en la materia en una muy buena obra coral. Un poco antes, el profesor Alejandro Nieto publicó en Comares su La Primera Republica española: la Asamblea Nacional febrero-mayo 1873, que abarca esos meses clave para el desarrollo de nuevo régimen. En un extremo más crítico se situaría la obra Jorge Vilches La República española (1873-1874): de la utopía al caos. Con una perspectiva más específica destacaría el trabajo de la historiadora francesa Jeanne Moisand titulado Federación o Muerte. Los mundos posibles del cantón de Cartagena (1873) editado por Los Libros de la Catarata o el coordinado por quien suscribe estas líneas en Pinolia con el título La rebelión cantonal en la I República. Los intentos de instaurar en España un Estado federal, donde de forma simple y en un trabajo coral con expertos historiadores se intenta situar el cantonalismo. En realidad, todos estos libros han sido capaces de superar las ya clásicas obras de Juan Antonio Lacomba, José Luis Fernández Rúa o José María Jover Zamora (aunque sigan siendo referencias imprescindibles).

En este punto voy a destacar la obra escrita por la profesora de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), Florencia Peyrou La Primera República. Auge y caída de una experiencia democrática, publicado por Akal. El libro de Peyrou tiene una serie de virtudes que lo convierte en referencia angular de los estudios sobre el periodo y pone encima de la mesa historiográfica una serie de cuestiones que son necesarias para entender este espacio temporal.

Como buena conocedora del siglo XIX, en los primeros momento lo que hace Peyrou es llevarnos en volandas por la evolución del republicanismo en el siglo XIX. Como un movimiento de oposición a la monarquía y al sistema isabelino fue conformando una alternativa política que iba a cristalizar en una nueva forma de Estado. Pero lejos de ese binarismo, nos presenta las distintas visiones del republicanismo, sus diferentes escuelas y sus fronteras difusas a izquierda y derecha con movimientos como el progresismo, la democracia o el socialismo. Ese es el cuadro que nos tiene que valer para entender la riqueza de la experiencia republicana.

Por otra parte, el libro destila un armado concepto de la democracia desde la historia y la politología. Uno de los recurrentes errores en los que se cae es realizar juicios anacrónicos de los periodos histórico, haciendo comparaciones con la actualidad. En el libro se deja claro que los republicanos eran demócratas, creían en el modelo representativo y la participación popular, pero su falta de experiencia y su propia formación como doctrina política le faltaba encajar al que no pensaba igual en un sistema de amplias libertades. Y eso no es solo producto de España, sino que en otros lugares se dio así. Los jacobinos no dejaban de ser demócratas en la Revolución Francesa pero en su concepto de igualdad no cabían los que no pensaban como ellos. Poco a poco eso se fue asimilando.

El recorrido histórico que la profesora Peyrou hace del periodo del Sexenio (más a vuela pluma) y de la República, es magnífico para entender toda esa evolución y esquemas políticos. Esta muy bien llevada esa presentación del republicanismo no solo como agente político sino también social y de transformación, sobre todo en sus variantes federales, donde las fronteras con el socialismo y el movimiento obrero se difumina. Aunque en este punto si que hay estudios sobre el obrerismo en aquel momento, lejos de los clásicos como Clara Lida o Termes, que podría hacer profundizar más la idea del internacionalismo en ese momento. Sin embargo, la autora no escatima en presentar las riquezas de los debates de la República con las medidas de organización del Estado, del reparto de la riqueza, de las medidas sociales y económicas o la abolición de la esclavitud. Y todo ello presentado en un contexto donde la República se vio asediada por dos conflictos heredados (Guerra de Cuba y Guerra Carlista) y uno producto de sus distintas visiones como fue el cantonalismo. Y ojo con este punto, pues el problema cantonal, que se llevó por delante los gobiernos de Pi i Margall y Salmerón, afecto sobre todo en el verano de 1873, a excepción de Cartagena.

El libro lo podemos enmarcar en esa corriente historiográfica que rompe con una dicotomía introducida en la historiografía desde Cánovas del Castillo. La de asimilar los periodos de libertades y avances con el caos y los de falta de las mismas con el orden. Algo que algunas historias en la actualidad siguen haciendo. Frente al “caos” del Trienio Liberal el “orden” fernandino. Frente al “caos” del progresismo y de Espartero en la década de 1830-1840 el “orden” de Narváez, frente al “caos” del Bienio Progresista el “orden” de la Unión Liberal, frente al “caos” del Sexenio Democrático el “orden” de la Restauración, frente al “caos” de la Segunda República el “orden” del franquismo. Además, ese “caos” que ha impregnado bajo esos parámetros falsos el propio concepto de República, alejándola de forma intencionada de su origen democratizador. Y esto desde los grandes parámetros porque dentro de cada época también se denota esas categorías totalizadoras.

Como último punto y de un inmenso valor, la profesora Peyrou, siguiendo trabajos precedentes, analiza también el periodo de 1874, que seguía siendo una República, pero sin el componente federal. Ahí sitúa la posibilidad real de un afianzamiento republicano al estilo francés, tras la Comuna de París, pero que fue liquidado por el golpe de Estado de Martínez Campos en diciembre de 1874, haciendo retornar a los borbones y con ellos un régimen liberal y parlamentario pero muy alejado de la democracia.

Sin duda alguna, una buena obra para entender la Primera República y saber discernir los orígenes de la democratización de España, así como tratar con profesionalidad el siglo XIX español.

 

Profesor e historiador. Doctor en Historia por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), ha desarrollado su labor docente en distintos centros de enseñanzas medias y universitarias así como en distintos grupos de investigación. Actualmente profesor de secundaria y de la Universidad Carlos III de Madrid.

Especializado en Historia Contemporánea de España y Europa ha centrado su labor de investigación en la historia del movimiento obrero, del socialismo y del anarquismo. Fruto de estas investigaciones ha publicado varios libros entre los que destacaría: Mauro Bajatierra. Anarquista y periodista de acción (LaMalatesta editorial, Madrid, 2011), Abriendo brecha. La lucha de las mujeres por su emancipación. El ejemplo de Soledad Gustavo (Volapük ediciones, Guadalajara, 2013), El movimiento obrero en Alcalá de Henares (Silente académica, Guadalajara, 2013), Por el pan, la tierra y la libertad. El anarquismo en la Revolución rusa (Volapük ediciones, Guadalajara, 2017), Socialismo en el siglo XIX. Del pensamiento a la organización (Queimada ediciones, Madrid, 2017) o Historia de la CNT. Utopía, pragmatismo y revolución (Los libros de La Catarata, Madrid, 2019). Es autor de numerosos artículos, capítulos de libros y conferencias sobre estas cuestiones tanto a nivel nacional como internacional.