HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Campo en crisis: La lucha de los agricultores franceses contra normativas y desafíos económicos


(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

La situación de los agricultores en Francia se ha intensificado considerablemente estos días, llegando a un punto crítico con una serie de huelgas y bloqueos, particularmente en las entradas a París. Estas acciones han resultado en la detención de varios agricultores, evidenciando la creciente tensión entre el sector agrícola y el gobierno. Este aumento en las protestas subraya la profundidad de la crisis y la determinación de los agricultores para hacer oír sus demandas.

La percepción popular de Macron, comparado con Napoleón por estar "de fiesta en fiesta por Suecia", apunta hacia una desconexión entre las acciones del gobierno y las realidades que enfrentan los agricultores.

En cuanto al Salario Mínimo Interprofesional de Crecimiento (SMIC), este representa un factor importante en la economía francesa, incluyendo el sector agrícola. El SMIC es el salario mínimo legal en Francia y cualquier cambio en este puede tener un impacto significativo en los costos laborales y, por extensión, en la viabilidad financiera de las granjas y operaciones agrícolas. En un sector ya presionado por los bajos márgenes de beneficio y los altos costos operativos, cualquier ajuste en el SMIC es una preocupación adicional para los agricultores.

El bloqueo de las rutas de acceso a París es una táctica significativa, ya que no solo afecta el flujo de tráfico y comercio, sino que también pone de relieve la urgencia de la situación y la necesidad de una intervención gubernamental efectiva. Esta escalada de protestas es una muestra de la desesperación de los agricultores ante lo que consideran políticas gubernamentales insuficientes o ineficaces para abordar sus preocupaciones.

Las próximas horas y días serán cruciales para determinar el curso de estas protestas. Se espera que haya más claridad y posiblemente una dirección sobre cómo el gobierno francés planea abordar las demandas de los agricultores y resolver esta crisis. La situación no solo es un indicador de los problemas dentro del sector agrícola, sino también un reflejo de tensiones más amplias en la sociedad francesa respecto a la política económica y ambiental.

Este escenario crítico en Francia resalta la complejidad de gestionar las necesidades de un sector vital como la agricultura, especialmente en un contexto de normativas ambientales estrictas, fluctuaciones en los precios de los combustibles y desafíos económicos generales. Las próximas decisiones del gobierno francés podrían ser decisivas para definir el futuro del sector agrícola en el país y su relación con la sociedad en general​.

Esta crisis agrícola en Francia se ve exacerbada por la escasez de mano de obra en el sector. El principal sindicato agrícola del país, el FNSEA, ha identificado una necesidad de puestos de trabajo en 2022, principalmente en áreas como la viticultura, operación de tractores y recolección. El envejecimiento de la población agrícola y la falta de interés de las nuevas generaciones en continuar el negocio familiar agravan esta situación. En especial, el control “fascista” sobre ellos, al modernizar sus instrumentos, imponiéndoles multas en cuanto se pasan dos metros de la tierra que tienen que trabajar. Control por drones. Las multas son enormes, además.

Detenidas las 79 personas detenidas en Rungis

Un total de 79 personas han sido detenidas ayer miércoles en Rungis, al sur de París, después de que agricultores enfurecidos irrumpieran en los almacenes del mercado mayorista y causaran daños, informó a la AFP la fiscalía de Créteil. Estas personas fueron detenidas "por daños colectivos a la propiedad ajena y participación en un grupo constituido con vistas a preparar daños a la propiedad", añadió la fuente.

Estas detenciones se suman a las de otras 15 personas detenidas a primera hora del día cerca de Rungis (Val-de-Marne). Su detención fue levantada el miércoles por la noche tras ser interrogados, según informó a la AFP la fiscalía de Créteil. "Se tomará una decisión más adelante, tras examinar el procedimiento", añadió el fiscal.

Los cerealistas franceses quieren que se restablezcan los derechos de aduana para Ucrania. Los cerealistas franceses quieren que se restablezcan los derechos de aduana por encima de un contingente para las importaciones procedentes de Ucrania, y se declararon el miércoles "extremadamente decepcionados" al ver que los cereales quedaban excluidos de los productos "sensibles" para los que Bruselas prevé limitar el aumento de las importaciones. (Le Figaro)

"Estamos muy decepcionados. El problema es crucial para los cereales. Entre 2021 y 2023, las importaciones de trigo ucraniano en la Unión Europea se multiplicaron por veinte. De 215.000 toneladas de trigo en 2021 a 5 millones de toneladas en 2023", declaró a la AFP Éric Thirouin, Presidente de la Asociación General de Productores de Trigo y Otros Cereales (AGPB). (Le Figaro)

En un intento de responder al enfado de los agricultores, Bruselas ha anunciado un "freno de emergencia" para los productos "sensibles" -aves de corral, huevos y azúcar- para limitar el volumen de las importaciones a los niveles medios observados en 2022 y 2023, por encima de los cuales se volverían a imponer derechos de aduana.

 

Doctora en filosofía y letras, Máster en Profesorado secundaria, Máster ELE, Doctorando en Ciencias de la Religión, Grado en Psicología, Máster en Neurociencia. Es autora de numerosos artículos para diferentes medios con más de cincuenta publicaciones sobre Galdós y trece poemarios. Es profesora en varias universidades y participa en cursos, debates y conferencias.