HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Acercándonos al profesor Fernando Savater en trece preguntas


(Tiempo de lectura: 3 - 6 minutos)

La certidumbre personal de la muerte nos humaniza, es decir nos convierte en verdaderos humanos, en “mortales”. Entre los griegos “humano” y “mortal” se decía con la misma palabra, como debe ser. Fernando Savater, Las preguntas de la vida, pág. 31.

P.- Siempre recibes a personas en tu casa, lo cual es de agradecer porque siempre has demostrado ser alguien muy cercano. Ahora que estamos dialogando. ¿Qué es una pregunta filosófica? ¿Podemos evitar el cuestionamiento filosófico, dicho de otra manera no crees que dicho cuestionamiento se evita ex profeso aquí y allá?

R.- Una pregunta filosófica es aquella que interesa a cualquier hombre no por su profesión, nacionalidad, posición social, etc… sino por el simple hecho de ser humano.

P.- No sé si has hablado alguna vez de las contradicciones de Miguel de Unamuno. ¡Qué sería de nosotros si no tuviéramos contradicciones! Me da miedo la gente que lo tiene todo muy claro. ¿Te visualizas un poco parecido a Unamuno, por ejemplo, con la defensa de Santiago Abascal? ¿Entras mucho o poco en su programa?

R.- Unamuno se contradecía en detalles pero era coherente en lo esencial. Fue un pensador apasionado, no un lógico. Yo he discrepado de mí mismo muchas veces, pero creo que siempre a lo largo del tiempo, no contemporáneamente. Estimo personalmente a Santi Abascal, le he visto portarse como un hombre de bien en momentos cruciales de nuestras vidas. Pero no comparto la mayoría de sus ideas políticas y sociales.

P.- ¿Qué opinas del resurgir de lo identitario en nuestro país?, ¿solamente se da en Euskadi y en Cataluña, o también en el conjunto de España?

R.- Se da en toda España: en los feudos nacionalistas por fidelidad a su carlismo etnicista y en otras autonomías para sacar tajada. Viendo la sumisión general a los nacionalistas han comprendido que el que no llora y patalea no mama, actuando en consecuencia.

P.- Hemos hablado del duelo, de la pérdida ¿Se pueden decir algunas cosas más ciertas que otras sobre la realidad? ¿Te consideras una persona feliz tal y como se considera en el acervo socio histórico?

R.- Naturalmente que se pueden decir cosas más ciertas que otras sobre la realidad: la ciencia se dedica a eso. He sido una persona espontáneamente e ingenuamente alegre, con un fondo permanente melancólico. Caí en una tristeza honda pero afortunadamente intermitente desde la muerte de mi Sara. Ahora permanezco en la tristeza pero tengo arrebatos de otro amor.

P.- ¿Es posible impartir verdades en la educación? Tus aportaciones en este sentido han sido memorables. ¿Qué joven no ha leído a Savater?

R.- Educar es intentar transmitir lo que consideramos verdad a los neófitos. Quien no busca la verdad al educar no es un maestro sino un manipulador de mentes.

P.- ¿Qué significa "luchar por la objetividad"? ¿Es posible y deseable o nos olvidamos de este concepto?

R.- La objetividad es muy importante en la veracidad: consiste en tratar de describir lo que hay sin recrearnos en la impresión que nos produce. Yo diría que hasta para expresar nuestra subjetividad hay que procurar ser objetivos…

P.- ¿Cuáles son los paradigmas epistemológicos en la educación? ¿Cuáles son sus impactos en las prácticas educativas? ¿A qué se podrían resumir los presupuestos epistemológicos en pedagogía?

R.- ¡Paradigmas epistemológicos, enormes palabras, apenas intuyo lo que significan! Creo que la educación es como si uno estuviese en su casa cuando se ha declarado un fuego y tuviera pocos momentos para elegir qué llevarse. Eso que uno se llevaría es lo que hay que dar a los alumnos. Enseñar conocimientos pero sobre todo enseñar el valor de conocer. Y virtudes del ánimo: coraje para vivir, solidaridad para convivir, prudencia para sobrevivir.

P.- ¿Podemos hablar de un dictado de ciertos paradigmas de las llamadas ciencias de la educación (monismo, dogmatismo, etc.)?

R.- ¡Ni idea!

P.- Conocimiento y divulgación: ¿podemos comunicar la realidad sin distorsionarla? ¿El pluralismo de opiniones implica necesariamente una forma de relativismo?

R.- Naturalmente el conocimiento se puede (¡y se debe!) divulgar. Pero divulgar no es lo mismo que vulgarizar, es decir convertir en ramplón lo importante y elevado. El relativismo proviene de nuestra propia contingencia: en nada podemos alcanzar lo absoluto porque no lo somos. Pero relativizar ciertas conclusiones no es caer en lo que se llama en francés jemanfoutisme, nada importa y todo da igual. Esto equivaldría al peor pecado, absolutizar el relativismo…

P.- ¿Existen usos o tipos de usos “mejores” que otros, en términos de conocimiento crítico? ¿Pero en qué pueden mejorar las nuevas generaciones con la filosofía?

R.- La práctica de la filosofía ( que poco o nada tiene que ver con repetir conceptos clásicos venerables) no mejora a nadie, es decir no le hace más moral, ni más listo, ni más crítico o sea más de izquierdas ni sobre todo más rentable. Cuanto más se filosofa más se duda y menos certezas se conservan. Reflexionar es cuestionarse, ponerse en solfa…

P.- ¿La verificación de hechos implica necesariamente una forma de ideología, o incluso de dogmatismo?

R.- Verificar hechos implica honradez, capacidad de observación y hábito científico.

P.- Ya sabemos lo que amabas a tu esposa, pero con el libro Memorias de amor, además de ser una necesidad comunicativa con la persona que amamos. ¿Crees que Ella habrá recibido tu mensaje? Si tú la sientes viva… ¿no será porque lo está de alguna manera? Ya sé que no eres creyente, pero…

R.- Sara vive ahora en mí: en cierto modo yo me he convertido parcialmente en ella. La memoria mezclada con el amor puede hacer ese modesto milagro. Fuera de eso, creo que murió del todo como espero morir yo.

P.- Cuando leemos a un autor creemos que todo lo que dice es lo que piensa. A mi modo de ver es un gran error. Un escritor profesional puede escribir de cualquier cosa sin que obedezca ni siquiera a sus ideas. Hay que opinar, aportar, pero de ahí a que sean las nuestras propias, no lo creo. ¿Qué te gustaría destacar de Solo integral? ¿Por qué debemos comprarnos ese libro? ¿Con qué ideas o imagen te gustaría pasar a la historia?

R.- Yo siempre escribo lo que creo pertinente y verdadero. No todo lo que creo pero siempre algo en lo que creo. ¿Razones para leer mi libro? Está bien escrito y es inteligente, al menos a ratos, sobre todo si se lo compara con lo que corre por ahí. Por supuesto, no me preocupa en calidad de qué ser recordado ni si soy recordado o no. En último término voy hacia el olvido, como todos. Mejor así…

Como siempre, gracias Fernando.

Doctora en filosofía y letras, Máster en Profesorado secundaria, Máster ELE, Doctorando en Ciencias de la Religión, Grado en Psicología, Máster en Neurociencia. Es autora de numerosos artículos para diferentes medios con más de cincuenta publicaciones sobre Galdós y trece poemarios. Es profesora en varias universidades y participa en cursos, debates y conferencias.

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider