Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Omar Bouhachi, premio nacional de traducción en 2015 (Marruecos) por su versión de Doña Perfecta de Pérez Galdós


Omar Bouhachi y Rosa Amor del Olmo. Omar Bouhachi y Rosa Amor del Olmo.

“Los escritores hacen la literatura nacional y los traductores hacen la literatura universal”. José Saramago.

Todos los traductores y estudiantes de traducción tendrán la oportunidad de escuchar a este especialista en traducción, el profesor Omar Bouhachi, de clásicos el próximo miércoles 20 online en la sede del Instituto Cervantes de Rabat en el programa de taller de traducción que se celebra este mes.

Es curioso como las buenas obras, como las buenas personas son susceptibles de ser olvidadas en pos de una nueva cultura que elude pero que representa uno de los grandes males de España: los españoles.

Desde Galdós con su Centenario, hasta Pardo Bazán con el suyo, o este 15 de octubre que Enrique Jardiel Poncela cumple su sagrado Centenario igualmente, los autores se hacen o no rentables, para muchos oportunistas. A los autores clásicos, en lugar de vivir de sus opciones pancistas de aprovechamiento pecuniario, lo que hay que hacer es publicarlos y traducirlos. Un autor que no ese traduce, no existe. ¿Qué hubiera sido de las civilizaciones si no hubiera existido la figura del traductor que traslada a otras lenguas cultura y sabiduría?

Omar Bohuachi ha traducido a los clásicos españoles, Valle Inclán, Blasco Ibáñez y en especial Benito Pérez Galdós, con más de 12 volúmenes. El gobierno marroquí en 2015 otorgó a este cercano profesor de español la condecoración del premio a la mejor traducción, precisamente por su versión de Doña Perfecta de Benito Pérez Galdós.

“Y mañana sabrá España, ¿qué digo?, sabrá la Europa entera, sí, señor, la Europa entera, cuáles son las prendas, cuáles los antecedentes que se necesitan aquí para escalar los puestos del Consejo. En primer lugar, ser jugador, borracho, calavera; no pagar las deudas contraídas, deber más de tres mil reales en Canosa; y en segundo lugar, no saber más que un poco de latín, echársela de traductor de Horacio, decir mil pedanterías a propósito de leyes antiguas, defender malamente algún pleito de tenuta, criticar en todo, fantasear en la Sala de Alcaldes, hablar mal de los funcionarios honrados y respetables como usted, y también tener de brevas a higos algún tratadillo con los masones de Granada y de Madrid. De Oñate a la Granja, 1876, Capítulo VI. Galdós.

Obrero.- ¿Qué te llevó a sumergirte en la traducción?

Prof. Bohuachi.- La traducción como cualquier otra tarea literaria tiene su goce y sus dificultades. Yo empecé a traducir hace bastante tiempo, durante la década de los ochenta del siglo pasado, cuando ejercía la profesión de enseñanza en Rabat, frecuentaba a menudo la biblioteca del instituto Cervantes, entonces se llamaba centro cultural español, leía algunas revistas y cuando me gustaba algún articulo lo traducía al árabe. Ahí empecé yo la traducción. Después me vine a Tánger a ejercer mi profesión de profesor en el colegio español y deje la traducción. Después de un largo tiempo sin traducir nada, la reanudé, pero esta vez traduciendo obras, y la primera que traduje fue Marianela de Galdós.

Obrero. ¿Qué vínculos existen entre la cultura española y la cultura hispánica o marroquí? Influencias y hermanamiento.

Prof. Bohuachi.- España y Marruecos son dos países del mediterráneo, tienen muchas relaciones políticas, sociales, económicas y por supuesto, culturales también debido a su patrimonio común y a su vecindad geográfica, estos vínculos influyen en el acercamiento de los pueblos para una convivencia pacífica y tolerante.

Obrero . ¿Porqué traducir a Galdós?

Prof. Bohuachi.- Como digo, el primer personaje que me encantó fue Nela, la Marianela de Galdós. Antes de esta obra yo no había leído ninguna otra obra de Galdós, pero al acabar la traducción de esta obra, sentí una gran satisfacción, esta satisfacción me animó a leer otras obras galdosianas. En cuanto al motivo de optar por traducir a Galdós, supongo porque es un gran escritor y para muchos es el mejor escritor español después de Cervantes, además quería que el lector árabe en general y el marroquí en particular conocieran a este gran autor de las letras españolas. Gran representante de la idiosincrasia cultural de España.

“La tragedia Otelo el Moro de Venecia era una detestable traducción que don Teodoro La Calle había hecho del Otelo de Ducis, arreglo muy desgraciado del drama de Shakespeare. A pesar de la inmensa escala descendente que aquella gran obra había recorrido, desde la eminente cumbre del poeta inglés hasta la bajísima cima del traductor español, conservaba siempre los resortes dramáticos de su origen, y la impresión que ejercía sobre el público era siempre asombros”. La segunda casaca, 1876, p. 326. Pérez Galdós.

Obrero. Qué aspectos puedes destacar de las dificultades de traducir a Galdós, que sabemos que son muchas. Anécdotas o puntos difíciles.

Prof. Bohuachi.- En la traducción el traductor puede obtener y recrearse en muchas conclusiones de cada autor y de cada obra que traduce. De la traducción de Galdós yo puedo destacar entre otras cosas las dificultades que encontré al enfrentar sus textos. Especialmente a nivel de lenguaje y fraseología, donde a veces te encuentras con un refrán y tienes que buscarle su equivalente en la lengua a la que traduces. La mayoría de los refranes tienen su equivalente, pero de vez en cuando te encuentras con un refrán que no tiene equivalente o por lo menos tu no lo encuentras. ¿Qué hacer? ¿que harás? Si lo traduces literalmente, no quedará bien en la traducción, perderá su enjundia y contexto, no se entenderá. entonces el traductor esta ante un problema que debe allanar, aquí entra la experiencia y la destreza del traductor para superar esta dificultad sin dañar la traducción.

Obrero . ¿Qué libro de los traducidos te ha gustado más ? ¿cuál sería el proceso?

Prof. Bohuachi.- Antes de traducir cualquier libro, lo leo pausadamente intentando comprender bien su contenido y si me gusta lo traduzco, así que todos los libros que he traducido me gustan, y si tengo que destacar alguno más que otro destacaría a Doña Perfecta de Galdós y Luces de Bohemia del Valle-Inclán.

Obrero. Todos hablan de que eres el traductor de Galdós por excelencia.

Prof. Bohuachi.- Los que hablan de que soy un traductor de Galdós por excelencia, creo que por ser el primero que tradujo Galdós en Marruecos que yo sepa, porque no conozco a nadie en Marruecos que enfrentara a Galdós antes de mí y también por el número de obras que le traduje.

Extractos como este tiene su gracia:

“Junto a Veguita hallamos a un joven riojano y por añadidura tuerto que hacía ya las comedias más saladas que podrían imaginarse. Había sido primero soldado raso y después empleado en los tres años, con su impurificación correspondiente el 24. Tenía las chuscadas más ingeniosas y las ocurrencias más felices. Hablaba mejor en verso que en prosa y montaba mejor en el Pegaso que en un burro alquilón, pues restablecido en la partida el uso de las expediciones asnales, nuestro soldado poeta apenas sabía tenerse sobre la albarda. Era el mismo demonio para contar cuentos y para buscar consonantes, siendo tal en esto su destreza que no le arredraban los más difíciles y enrevesados.

“El más notable, después de estos, era un muchacho que hacía muy malos versos y no muy buena prosa, medio traductor de Homero, casi abogado, casi empleado, casi médico, que había empezado varias carreras sin concluir ninguna. Sabía lenguas extranjeras. Tenía veinte años, y en tan corta edad había pasado de una infancia alegre a una juventud taciturna. Tan bruscas eran a veces las oscilaciones de su ánimo arrebatado en un vértigo de afectos vehementes, que no se podía distinguir en él la risa del llanto, ni el dudoso equívoco de la expresión sincera. Había en su tono y en su lenguaje un doble sentido que aterraba y un epigramático gracejo que seducía. Era pequeño de cuerpo y bien proporcionado de miembros. A su pelo muy negro acompañaban bigote y barba precoces, y su color era malo, bilioso, y sus ojos grandes y tristes. Tenía mala boca y peores dientes, lo cual le afeaba bastante. Fumaba sin descanso, como si padeciera una sed de humo, que jamás podía aplacarse, y era en su vestir pulcro, elegante y casi lechuguino”. La corte de Carlos IV, 1873, p. 61. Pérez Galdós.

Obrero.- Sin duda, enfrentar esta sarcástica manera de escribir es cuanto menos un gran reto para el mundo y para la traslación de autores españoles a la lengua árabe. Es muy difícil. ¿Qué es lo más complicado de la traducción literaria . Hablamos para divulgación, bien sur, no para expertos.

Prof. Bohuachi.- Las dificultades de la traducción literaria son numerosas, sobre todo, a nivel de lenguaje y fraseología, paremiología, muchas veces te encuentras palabras de otros idiomas, de dialectos o de otras lenguas regionales, latinismos, además de locuciones y proverbios.

Obrero. Porqué trasladar autores españoles clásicos al árabe

Prof. Bohuachi.- A mi me encanta la literatura clásica, en árabe por ejemplo siempre tuve preferencia por la poesía clásica, me gusta mas que la moderna, de ahí mi preferencia por la traducción de los autores clásicos españoles.

Obrero. Estoy de acuerdo, pero a cambio el desafío es mucho mayor. Había antes mas compromiso cultural y humano entre Marruecos y España que ahora?

Prof. Bohuachi.- Creo que sí, España tenía mayor presencia y compromiso cultural en Marruecos que hoy, sobre todo, en el norte del país. Yo me acuerdo que después de la independencia de Marruecos, toda la gente en el norte hablaba el español, y la mayoría llevaban a sus hijos a centros españoles, había mas centros españoles, mas actividad cultural y poco a poco se iba perdiendo este dominio del español por falta de interés y de compromiso por parte de España hacia su cultura. No han fomentado esa expansión y se pierde.

Obrero.- Desde luego, estoy de acuerdo en que no les interesa nada en absoluto desde hace bastantes años, divulgar no solo la lengua, sino su cultura. El brazo fuerte ahora es Latinoamérica, pero tiene su propia idiosincrasia en cuanto a la lengua se refiere y no tiene esos vínculos con los países árabes. No tienen ningún vínculo.

Por cierto- ¿Cómo te parece que presenta la mujer Galdós, te parece tan feminista como últimamente se está insistiendo?

Prof. Bohuachi.- Yo creo que tal como presenta Galdós a la mujer en sus obras durante su época se puede considerar como pionero en la defensa de los derechos de la mujer, puesto que la mujer en aquellos tiempos tenía pocos derechos, por no decir ninguno.

Obrero.- Qué responsabilidad entraña ser traductor

El traductor tiene muchas responsabilidades entre las mas destacadas estaría el ser fiel al texto del origen y a los lectores en la versión de su traducción.

Obrero.- Son iguales las traducciones al árabe realizados en Egipto o en Marruecos?

Prof. Bohuachi.- Las traducciones se son buenas son iguales sean realizadas en Egipto o en Marruecos con pocas diferencias que encontramos a veces, y en mi opinión esas diferencias se deben a que los traductores marroquíes por ser vecinos de España dominan mejor el español y la cultura española, en cambio los egipcios muchas veces realizan sus traducciones del inglés o del francés.

Obrero.- Porqué los traductores marroquíes tienen tan buena fama?

Prof. Bohuachi.- Creo que la buena fama que tienen los traductores marroquíes se debe a lo que dije anteriormente, la vecindad con España y al dominio del idioma y de la cultura española.

Obrero.- Qué es lo que más te gusta de la lengua española?

Prof. Bohuachi.- La lengua española es una lengua muy rica y tiene una excelente literatura que te hace disfrutar de su lectura, sea prosa o poesía. Es un idioma fantástico.

Obrero.- Háblanos del Tánger internacional, ahora caldo de cultivo de escritores, editores y otros oportunistas. Está de moda.

Prof. Bohuachi.- No tengo mucho que decir en este tema, sobre todo porque en aquella época yo no vivía en Tánger, pero según lo que conozco de la gente que vivieron en ella en aquel tiempo y lo que leo de vez en cuando, es que era una ciudad multicultural. Allí convivían las comunidades musulmanas, judías y cristianas, era la ciudad preferida por muchos artistas, escritores y poetas de distintos países del mundo y que el idioma que dominaba la comunicación entre la gente era el español.

Obrero.- Quisiera terminar con este extracto que es un espejo de este amigo, mejor traductor, mejor persona que es Omar Bouhachi, un hombre bueno, sabio y honesto. Gracias por difundir nuestra cultura con tu esfuerzo.

“Entre mil cosas, me ha contado que años atrás, hallándose en Ceuta, hizo conocimiento con el General Ros de Olano, Comandante entonces de aquella plaza fuerte, y quedó prendado de su cortesía. Es, según dice, hombre sabio en guerra y en paz; su instrucción abraza hasta el círculo de la religión, de la poesía, y de la historia de los pueblos antiguos, mayormente del que se llamó Roma, que luego vino á perderse como todos los imperios de grandeza desmedida. Entretenía Mohammed Requena dulcemente las horas con el Chej español, y desde aquellos días no ha pasado uno sin que le recuerde. Siente en el alma que la guerra del Mogreb con España le impida hoy bajar al llano para saludar á su amigo con la Paz y la Misericordia de Allah... En nuestra última conversación me dijo Mohammed Requena estas palabras que jamás podré olvidar: "En toda guerra sale finalmente vencedor el combatiente que sabe más, no sólo de guerra, sino de todas las cosas de humano conocimiento, porque la guerra es un arte que pide la reunión del saber militar y de todos los demás saberes. Aita Tettauen.1905. P. 230. Pérez Galdós.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider